lunes, 21 de enero de 2013

Recomponer el Discurso Sobre la Reforma Educativa, es un imperativo


Hermosillo Sonora a 21 de enero del 2013.

Por: Prof. Gerardo Castro Ruiz.
Secretario de Proyecciones Salariales.
Del Comité Ejecutivo de la Secc. 28 del SNTE.

Claro… es mi opinión personal.

He escuchado una y otra vez el posicionamiento de la dirigencia del SNTE ante la Reforma Educativa que promovió Peña Nieto, la cual ya es Constitucional debido a que una vez aprobada por el Congreso de la Unión, se puso a consideración de los Congresos Locales y ésta  fue aprobada desde la semana pasada por más de la mitad de ellos, lo cual era requisito para elevarla a rango Constitucional.

Entiendo el propósito de la dirigencia del SNTE cuando dice que “No estamos en contra de la Reforma Educativa”, a lo que se le ha añadido “Con lo único que no estamos de acuerdo es que la permanencia de los maestros en su trabajo dependa de la evaluación universal”

Con palabras más, palabras menos, ese mensaje se repite.

Ese es un mensaje que no precisamente está dirigido al Gobierno, a la clase política, ni a la clase empresarial, porque finalmente, el posicionamiento de ellos sobre el estado de la educación en México está expresado en la Reforma que realizaron.

Para ellos los responsables sobre la calidad de la educación somos los maestros y su sindicato, y los responsables de sostener las necesidades de las escuelas son los padres de familia y no el Gobierno. Así lo dejaron claro con las modificaciones y adiciones constitucionales a los artículos 3° y 123°.

Ellos tratan de convencer a los trabajadores de la educación, a los padres de familia, a los organismos internacionales, a las organizaciones sociales, a los diversos sindicatos y a la sociedad en general hablando de bondades que no existen, falseando el objetivo y los efectos de dicha reforma.

Nosotros, en sentido contrario, debemos hacer ver la realidad a esos mismos destinatarios.

Es por ello que digo, entiendo el propósito de la dirigencia nacional cuando dice que “No estamos en contra de la Reforma Educativa”, porque queremos dejar en claro que no nos oponemos a una Reforma. No queremos que vean al SNTE como el lastre para el avance educativo, lo cual se ha venido repitiendo durante muchos años, pero a mi juicio, considero que estamos equivocando el discurso y mucho más cuando agregamos “Con lo único que no estamos de acuerdo es en que la permanencia de los maestros en su trabajo dependa de la evaluación universal”. Con este discurso tal pareciera que avalamos la Reforma, que esa es la reforma que proponíamos, la que requiere el sistema educativo y que lo único que nos preocupa de su contenido es perder el trabajo.

Desde ese discurso mandamos un mensaje equivocado a todos y damos el pretexto perfecto a Mexicanos Primero, a los enemigos de la educación pública para que nos sigan atacando.

Cierto, es muy importante que  los trabajadores de la educación sepan sobre la amenaza real en contra de la estabilidad laboral, cosa que Gobierno, diputados y senadores del PRI-PAN-PRD  trataron de ocultar pero que finalmente Emilio Chuayffet, Secretario de Educación Pública, lo aceptó. Más claro ni el agua.   Da click para ver nota

También es importante que sepan que todos defenderemos con garra nuestros derechos laborales, pero de ninguna manera debemos anteponer esta preocupación, so pena de ser nuevamente blanco de la descalificación.

Para todos los trabajadores de la educación, lo más apremiante es la defensa de la escuela pública, porque de eso depende todo lo demás. Nuestro Sindicato tiene su razón de ser en la Escuela Pública, una vez que esta se debilite o se privatice, el  SNTE desaparecerá y con él también se irán nuestras conquistas laborales, sociales y económicas. Entonces… ya no habrá nada que pelear.

Es por ello que repito, estamos equivocando el discurso.

¿Por qué expresar que estamos de acuerdo con esa Reforma? ¿Acaso esta es la que impulsamos desde los Congresos Nacionales de Educación y desde los Encuentros Nacionales de Padres y Maestros? ¿Acaso esta Reforma es la de gran calado? ¿Realmente es una Reforma Educativa? ¿Cuáles son los alcances de su contenido?

No podemos estar de acuerdo con esa Reforma. Debemos decirlo sin rubores, de manera contundente. Debemos recomponer el discurso. Hay muchas razones para eso.

México y el mundo deben de saber que el SNTE no está de acuerdo con esa Reforma Educativa, porque no atiende ni resuelve las necesidades elementales del Sistema Educativo Mexicano. Que SÍ estamos de acuerdo con una Reforma que considere a todos los actores y factores que inciden en una educación pública de calidad, una reforma de fondo, estructural, la que niños y jóvenes merecen, una reforma digna de México.

México y el mundo deben saber que el SNTE no está de acuerdo con esa reforma que responsabiliza a los padres de familia del financiamiento de las necesidades de las escuelas. Que esta reforma abre puertas y ventanas a la privatización de la educación, pero que defenderemos  con mucha dignidad el espíritu del Artículo 3° Constitucional y exigiremos al Gobierno su cabal cumplimiento para que los mexicanos preservemos el legado de la Revolución Mexicana que es la Escuela Pública, laica, gratuita, obligatoria, científica, democrática y popular.

Que esta reforma no solo afecta la estabilidad laboral de los maestros y los bolsillos de los padres de familia, sino que afecta a la niñez y a la juventud mexicana, lesiona el derecho a la educación de calidad de las clases más desprotegidas, privilegia a las clases que más tienen y atenta contra el progreso de nuestra Nación.

La sociedad mexicana debe saber que maestros, padres de familia y alumnos daremos la pelea juntos hasta sensibilizar a quienes deben de legislar de manera congruente, de acuerdo a lo que la sociedad y el estado educativo reclaman.

La sociedad debe saber sobre las propuestas que en materia de educación el SNTE ha venido haciendo durante décadas.

Que decimos SÍ a la evaluación universal para mejorar, sin detrimento de nuestra estabilidad laboral, pero que si ésta está en riesgo, nuestra casta saldrá en su defensa.

La Jornada Nacional por la Defensa de la Escuela Pública y sus Maestr@s, es la oportunidad que tenemos de impulsar la Reforma Educativa desde la óptica de pedagogos, de filósofos, intelectuales,  maestros,  padres de familia y de los alumnos: “Una profunda reforma educativa de calidad y excelencia. Una reforma estructural que destierre la inequidad educativa y la desigualdad social, que reduzca la brecha científica y tecnológica con otras naciones, que cree condiciones para un crecimiento económico con justicia, bienestar y oportunidades iguales para todos los mexicanos, que haga de la educación la garantía genuina de un mejor futuro personal, familiar y comunitario para todos los mexicanos”. La cual el SNTE ha venido ratificando.

Finalizo con un fragmento del pronunciamiento emanado de la XXXV Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional: “Vamos a la Reforma Educativa con la misma fuerza, unidad y determinación que ejerceremos la defensa de los legítimos derechos e intereses de los trabajadores de la educación”.

Este artículo se publicará en la página Comité Estatal de Acción Política del SNTE, en mi BLOG La Opinión de Gerardo Castro Ruiz

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos: gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com


Recibe nuestras noticias. Escoge la lista de tu interés: