martes, 21 de octubre de 2014

LA AUTODEFENSA MAGISTERIAL



Hermosillo, Sonora a 21 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz

La autodefensa magisterial no se trata de fusiles y de guerrillas, ni de pelearnos unos contra otros y derramar sangre, pero no se puede llamar de otra forma a lo que la dejadez de la dirigencia está obligando a los trabajadores para defenderse por sí mismos.

Los problemas y la incertidumbre crecen vertiginosamente y los agremiados preguntan en referencia a los dirigentes que solo se toman la foto para las páginas sociales ¿Y el SNTE qué está haciendo? ¿Dónde está el SNTE que nos debe de informar y defender?

Silencio total, nadie levanta la mano, pues la problemática magisterial nunca ha sido prioridad para ellos.

Solo se acuerdan que existimos en tiempos electorales (Por cierto muy cercanos) o cuando cobran las millonarias cuotas sindicales que ni con el presumido Observatorio Público de Transparencia e Información (OPTI) se ve claridad en su administración, o cuando se trata de realizar descuentos sin nuestra autorización.

Saben de nuestra existencia cuando levantamos la voz y tienen que venir a callarnos, cuando se trata de legitimar sus fechorías, cuando se trata de financiar los eventos magisteriales estatales aun cuando el FASM lo paga…

Podríamos poner varios ejemplos, pero siempre será para usarnos a favor de sus intereses, nunca para organizarnos a favor de los nuestros. Pese a ello, a sus desaires y de nuestra creciente inconformidad, ahí estamos puntuales como siempre.

Así como las policías comunitarias y las autodefensas surgieron del hartazgo ciudadano por la incapacidad del Estado para brindar seguridad a la sociedad, de esa misma forma -bien guardadas las proporciones- ante el abandono de los dirigentes e igual de hartos, los trabajadores no tenemos otro camino que organizarnos desde abajo para construir antes del 2015 nuestro sistema de autodefensa.

Nuestras herramientas no serán los fusiles que usaron aquellos autodefensas, pero sí las garantías Constitucionales y una organización inteligente.

El conjunto de acciones que los trabajadores emprendamos desde la base -en unidad- deberá de tener fundamentalmente como objetivo a corto plazo, construir una representación paralela asesorada por profesionales para enfrentar los desafíos que impuso la Reforma Educativa a nuestro gremio. A través de ese sistema nos acompañaremos y nos defenderemos ante las afectaciones colectivas y hasta en los casos aislados. Haremos realidad la solidaridad y válido el dicho de que todos somos uno y uno somos todos. Esa certidumbre se debe construir.

Para allá vamos. Si los intereses de grupo o los diversos pensamientos ideológicos permiten hacer de este propósito la causa común, lo lograremos.

Preparémonos compañeras y compañeros para las primeras acciones.

En tanto “La marcha por la estabilidad laboral” continúa organizándose, varios  centros de trabajo harán pública su inconformidad con lonas alusivas a la incertidumbre laboral y a la ignominia acontecida en Ayotzinapa -en solidaridad con los estudiantes desaparecidos y sus familias- como por la defensa del normalismo que algunos legisladores quieren eliminar.

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com




viernes, 17 de octubre de 2014

LA MARCHA POR LA ESTABILIDAD LABORAL


Hermosillo, Sonora a 17 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz

“No hay factor de concientización más eficaz que el hartazgo” Profr. Gerardo Castro Ruiz

Pregunto, qué tiene que suceder para que el pueblo despierte, que deje su modorra, que salga ya del entumecimiento y se sacuda el enmohecimiento. La respuesta está en el hartazgo de tanto abuso de autoridad y de tanta dejadez de quienes tienen la responsabilidad de mejorar las condiciones de vida y no lo hacen. El hartazgo vencerá los temores y el confort que nos impiden despertar y actuar.

Creo que llegó el punto en el que la olla hace explosión y su energía debe ser canalizada para que no se pierda, para que no se diluya en fronteras ideológicas, para que no se tergiversen sus objetivos y para que la problemática colectiva logre el fenómeno de la UNIDAD que tanta falta hace en el magisterio. La UNIDAD de los trabajadores y por los trabajadores.

La UNIDAD como sinónimo de sumisión, silencio y lealtad a los dirigentes no sirve a los trabajadores, porque por el contrario -mientras más nos agachamos- con mayor tranquilidad toman decisiones que nos afectan laboral, social y económicamente.

Los dirigentes tienen la alta responsabilidad de encauzar la fuerza magisterial para resolver la problemática que está a punto de asfixiarnos -pero después de la declaratoria del Secretariado Nacional realizada en Zacatecas- ya nos quedó claro que no quieren asumir el mandato estatutario, toda vez que en dicha declaratoria ratificaron el compromiso con la Reforma Educativa, pese a todas las afectaciones que los trabajadores empezamos  a sentir y las que seguirán sintiéndose a partir de enero próximo. Enlace de la declaratoria http://www.snte.org.mx/vernoticias.php?artids=6444&cat=29

En el cuarto considerando manifiestan que el SNTE emprendió a partir de su reforma estatutaria su propia transformación para fortalecer su vida interna, profundizar su democracia y reafirmar su carácter como actor social, educativo y sindical; conciliando la responsabilidad de defender y promover los derechos del magisterio con la demanda nacional de concretar la reforma educativa para elevar la calidad de la educación para todos.

En el primer punto de la declaratoria definen a un SNTE incierto y vulnerable a principios del 2013 y afirman que ya pasamos a  una condición de estabilidad, reposicionamiento y desarrollo de nuevas iniciativas para garantizar su viabilidad. Aseguran que hoy el SNTE tiene futuro y tiene proyecto. Que hoy el SNTE se ha fortalecido. ¿Quién de los que están sufriendo en carne propia la pesadilla de las actuales condiciones puede estar de acuerdo con esta declaratoria? ¿Quién puede tolerar tanta simulación?

En el segundo eje Estratégico del Proyecto de Juan Díaz de la Torre ratifican el compromiso con la Reforma educativa. En el cuarto eje denominado “Certeza laboral” prometen mantener la defensa del conjunto de derechos laborales, profesionales, sociales y económicos de los trabajadores de la educación, empleando todos los medios legales y las formas legítimas de acción sindical; destacadamente la defensa y aseguramiento de la estabilidad laboral, garantizando a nuestros agremiados una plataforma que responda a sus necesidades de superación profesional. La realidad que se vive nos dice que es mera retórica que han venido repitiendo una y otra vez.

Son muchas linduras de papel las que se pueden leer en dicha declaratoria, con las cuales se está estrenando el actual Secretario General de la Sección 28, y como sabemos que por la víspera se saca el día, entonces a temprana hora sabemos por dónde caminará Javier Duarte durante su periodo, pero su análisis lo dejaremos para otro momento.

La realidad es que todos sabemos que no hubo reforma educativa, sino un remedo de reforma que significó el pretexto para afectar laboralmente a los trabajadores de la educación, cuyos efectos se están sintiendo y se irán incrementando. No es cierto que los derechos están a salvo.

Como ejemplo tenemos los cambios, las permutas y los ascensos que están afectando el salario que constitucionalmente es un patrimonio irrenunciable de los trabajadores.

Nos dijeron que no pasaría nada, prometieron y siguen prometiendo que los derechos se conservarán, pero la realidad dice lo contrario.

Urge frenar esta incertidumbre y regresar la seguridad a los trabajadores.

Urge resolver para bien de los trabajadores -no solo las dudas que son el tema diario en las escuelas y en los espacios virtuales- sino los males de raíz.

¿Que si perderemos el derecho a los permisos económicos y sin goce de sueldo? ¿Qué si ya no podemos ir al médico en horas de trabajo? ¿Qué si ya no se reconocerán las licencias médicas? ¿Que si perderemos el empleo? ¿Que si qué va a pasar con los bonos y compensaciones adquiridas? ¿Que cual será nuestra situación ahora que se vuelva a centralizar la nómina? ¿Qué qué pasará con la rezonificación que fue producto de negociaciones locales y no federales? ¿Qué por qué al cambiar de centro de trabajo se pierden derechos como carrera magisterial? ¿Qué por qué pierdo mi clave presupuestal si me cambio o permuto? ¿Qué si ya no tenemos derecho a permutar? ¿Que qué pasa con los descuentos que nos hacen y que no se ven reflejados en las instituciones que nos dieron el crédito como FOVISSSTE, FAMSA, METLIFE, etc.? ¿Qué cuál es la situación de nuestra caja de ahorros del FASM? ¿Que qué pasó con el seguro de retiro de los jubilados? ¿Que qué va a pasar con el Programa que sustituya a Carrera Magisterial? ¿Qué si ya no reconocerán Carrera magisterial para la jubilación? ¿Qué por qué el SNTE no defiende el normalismo ante las posturas de políticos y legisladores? ¿Qué por qué el SNTE no exigió justicia ante la masacre de nuestros normalistas en Ayotzinapa? Etc.

Ante todo eso y aun cuando los dirigentes dicen fomentar el acercamiento y la información permanente con los agremiados, la verdad es que van en sentido contrario. Cada vez el distanciamiento entre representantes y representados es mayor. La información y la defensa de nuestros derechos sigue siendo un vacío y una de las más grandes debilidades en el SNTE.

Esos son los hechos, es la realidad que se vive, no es invento de nadie. Por ello, los trabajadores nos encontramos ante la disyuntiva, de obligar a que los dirigentes tomen el toro por los cuernos o tomar el control nosotros.

El ejemplo lo pusieron nuestros compañeros jubilados. Se hartaron y tomaron la SEC, lo que obligó a las autoridades educativas, de gobierno, de Metlife y de la Sección 28 a dar la cara y dar una respuesta de solución inmediata.

Motivados por ese ejemplo, decepcionados por el abandono de los dirigentes y bajo el hartazgo predominante, los trabajadores se están organizando para realizar “LA MARCHA POR LA ESTABILIDAD LABORAL” que tiene la finalidad de exigir cuentas claras y posturas firmes a los dirigentes ante la incertidumbre laboral que nuestro gremio vive. De no lograr que den la cara, entonces será el punto de partida para enfrentar en UNIDAD nuestros problemas y de la toma del control del SNTE para devolvérselos a quienes les corresponde, a los trabajadores.

#yosoylarevoluciondelSNTE

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

jueves, 16 de octubre de 2014

EL "RZ"


Hermosillo, Sonora a 16 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz.

El RZ nació en la Negociación Salarial Nacional 2011 y fue establecido en el punto 14 de dicha minuta: “La Secretaría de Educación Pública destinará los recursos necesarios con el propósito de igualar el diferencial existente en las prestaciones en días, que se pagan en cada entidad federativa, por concepto de aguinaldo y prima vacacional, cuyo cálculo se asocia al sueldo tabular del personal docente de la zona económica II respecto de la zona económica III, con el concepto denominado “Fortalecimiento de la CPC” (RZ), siempre y cuando no rebase el diferencial de las prestaciones antes referidas. El pago correspondiente deberá realizarse en el mes de octubre de cada año al Personal de Educación Básica ubicado en la zona económica II”

A partir de ese año, los trabajadores de educación básica que laboran en el 60%, independientemente de su nivel de carrera magisterial -reciben bajo el concepto “RZ”- un pago por la diferencia salarial que existe respecto de las plazas iniciales ubicadas en el 100%.

De acuerdo a la minuta debió ser pagado el diferencial salarial sobre 50 días (40 días de aguinaldo y 10 días de prima vacacional), sin embargo, el monto negociado a nivel nacional superó lo establecido y alcanzó para que el RZ consistiera en un diferencial sobre 94 días.

Ante la incertidumbre que el gobierno estatal ha generado por los retrasos de pagos por concepto de aportaciones que los trabajadores de la educación hacen a diversas empresas a través de la nómina,  es importante revisar que el pago del “RZ” se realice correctamente.

Para lo cual los trabajadores deben recurrir a una sencillísima fórmula que se desprende del concepto quincenal CPC (en el talón aparece CC). Este concepto consiste en la diferencia salarial que existe entre la plaza inicial del 60% y la del 100% sobre 15 días, por lo tanto, el CC se debe de dividir entre 15 días, después multiplicarlo por 94 y su resultado será el monto del RZ-2014.

Es importante que realicen este mismo ejercicio con los talones de cheque del 2011, 2012 y 2013, y lo comparen con el monto recibido en cada uno de esos años. De esta manera comprobarán si el RZ ha evolucionado correctamente, es decir, si se ha mantenido en la proporción salarial de los 94 días o ha tenido alguna disminución.

Reciban un fuerte abrazo. #yosoylarevoluciondelSNTE

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

miércoles, 8 de octubre de 2014

Javier Duarte un Secretario General Ad hoc


Hermosillo, Sonora a 08 de octubre del 2014

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz.

Ad hoc es una locución latina que significa literalmente «para esto». Generalmente se refiere a una solución elaborada específicamente para un problema o fin preciso y, por tanto, no es generalizable ni utilizable para otros propósitos. Se usa pues para referirse a algo que es adecuado sólo para un determinado fin o en una determinada situación. (Wikipedia)

En vísperas del XXXI Congreso Extraordinario de la Sección 28 del SNTE, donde Fermín Borbón Cota fue sustituido por Francisco Javier Duarte Flores, uno de los miles de contactos que tengo –haciendo referencia al próximo Secretario General- me preguntó que si quién era “el bueno”, a lo que respondí ¿El bueno para quién?

“El bueno” depende de los intereses. Para algunos ex Secretarios Generales de la Sección 28 los buenos eran Osvaldo Bojórquez, Jesús Ernesto Félix Tabardillo, Julio Valencia, Oscar Cota Barreras, Rigel Gutiérrez Tabardillo y César Salazar, quienes a lo largo de 4 años trabajaron también y cada uno de ellos logró armar un grupo de trabajadores que los apoyaban, por lo que al referido Congreso arribaron con sus fuerzas específicas.

“El bueno” para el Gober seguramente era David Parra Medina, por ser –después de Fermín Borbón- quien  tuvo mayor relación.

“El bueno” para Fermín Borbón siempre fue su compadre Javier Duarte.

“El bueno” para muchos Trabajadores de la Educación era un servidor que impulsé y sigo impulsando la Transformación de nuestro gremio a través del Proyecto de la Revolución del SNTE.

Así -dependiendo de los intereses- la lista se hace enorme. Pero a lo que mi contacto se refería y muchos otros que me hicieron la misma pregunta, era que sin duda ya había un señalado por el dedo índice del Presidente del SNTE Juan Díaz de la Torre -y sí lo había- pero aun cuando las mayorías lo percibimos, nadie puede decir con anticipación su nombre, porque es un secreto que se guarda muy bien hasta el final.

O que alguien me responda ¿Quién eligió a Javier Duarte Flores para que encabezara la planilla? ¿Acaso fueron los ex Secretarios Generales de la Sección 28? ¿O fueron los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional anterior? ¿O fueron los delegados que asistieron al Congreso? ¿O fue Fermín Borbón? ¿O fue la camarilla de representantes del Comité Nacional ante el Congreso? ¿O fue por aclamación de las bases?

No sucedió nada de eso, Javier Duarte apareció simple y sencillamente hasta el momento en el que se leyó la Planilla que indebidamente se le llamó de “UNIDAD”.

¿Quién puede creer en un proceso para definir a quién encabezará la planilla cuando el método resulta ser de mofa para quien lo impone y una mentada de madre para quien lo acepta?

Una vez que quienes coordinábamos el trabajo de la Revolución del SNTE al interior del Congreso supimos que con 5 decenas de delegados no lograríamos construir nuestra planilla -quise llegar a fondo-  jugué al ingenuo para saber el “estratégico” método que utilizarían los representantes de la dirección nacional para definir la cabeza seccional.

Ellos también ponen carita de pendejos, se manejan con perfil bajo, te hablan quedito, parece que no quiebran un plato y son la bondad personalizada, pero son verdaderos lobos con piel de oveja, vienen con todo el poder para imponerse y chingarnos a ultranza.

A las horas de la madrugada convocaron a una reunión de Comité Seccional que se llevaría a cabo en una de las salas que se utilizaron para trabajar la temática. El susurro del representante del Comité Nacional fue hipnotizando a mis adormecidos compañeros para llevarlos a aprobar la construcción de una planilla de “UNIDAD”.

No hacía falta esa terapia, no se miraba por ningún otro lado –que no fuera la Revolución del SNTE- que existieran reales intenciones de presentar una planilla alterna, pero ya dijimos que la cantidad de delegados no nos favoreció.

Aquellos 4 aspirantes que formaron una coalición -y que en conjunto tenían el peso específico para integrar otra planilla- renunciaron con mucha anticipación a esa estrategia que les habían manejado a sus delegados seguidores en el caso de que no les favoreciera la designación. O quizá siempre fue un blof, porque nunca se vio una real intención de utilizar esa fuerza. Sus delegados andaban inquietos preguntando cuándo reventarían el Congreso o integrarían la otra planilla. No se explicaron nunca para qué habían trabajado tanto en el reclutamiento de delegados si no los iban  utilizar y de nada les sirvieron.

Después de aprobar la supuesta planilla de “UNIDAD” se dijo que darían un tiempo de 15 minutos para que se desalojara la sala y solamente se quedaran quienes aspiraban a la Secretaría General.

Una vez transcurrido el tiempo estipulado nos encontrábamos en la sala 13 aspirantes. Pero… ¿Qué tenía que estar haciendo ahí un servidor? Nada, porque está sobreentendido que el llamado era exclusivamente para quienes a juicio de la dirigencia nacional han observado “buena conducta”, aprobando sin la menor resistencia las decisiones cupulares, mientras que por el contrario y aún cuando el Proyecto que he impulsado busca la construcción de un SNTE mejor, resulta ser ofensivo para los intereses que gobiernan en nuestro gremio.

Ahí estábamos sentaditos David Parra, Héctor Leyva, Gustavo Canizalez, Dora María Talamante, Oscar Cota, Javier Duarte, Epifanio Valenzuela, Julio Valencia, Osvaldo Bojórquez, Ernesto Tabardillo, César Salazar, Fernando Aguirre y un servidor.

Las miradas furtivas transparentaban la incomodidad. Todos se preguntaban lo mismo… ¿Qué demonios estaba haciendo ahí yo?

¡Caramba! Éramos 13 y el representante del Comité Nacional solo tenía registrados 12.  Fue directo, me preguntó que si me había registrado, le dije que no me había enterado del momento y con quién había que registrarse. Dijo que hubo entrevistas previas donde se registraron los aspirantes. Le dije que sí me había registrado y que no sabía la razón por la cual no estaba anotado. Me preguntó con quién y le respondí.

Preguntó que si sabía dónde estaba parado y le respondí que entre aspirantes (No le gustó mi respuesta) Interrogó de nuevo que si sabía frente a quién estaba… le dije que frente a la representación nacional. De nuevo se disgustó con la respuesta y agregó… “Tampoco sin juegos” yo le respondí que no estaba jugando.

Era evidente que mi presencia incomodaba, sin embargo, pese al disgusto continuó con otra terapia para tranquilizar a los presentes en caso de que el proceso no les favoreciera y enseguida explicó el método a través del cual supuestamente se seleccionaría a quién encabezaría la Planilla.

El primer paso consistió en dar uno por uno nuestro nombre y los cargos sindicales y políticos que habíamos ocupado. Cuando llegó mi turno respondí y al final agregué que estaba claro que no correspondía al perfil que buscaban y que por lo tanto me retiraría.

El representante que estaba coordinando el simulacro (estaba toda la camarilla nacional incluyendo a Borbón)  dijo que no me retirara, que ya estaba ahí y que podía quedarme, que era un proceso transparente, que no tenían nada que ocultar y que no estaban buscando un perfil específico. (Eso quedaba claro, ya lo tenían)

El segundo y último paso de este fenomenal proceso (se quemaron las neuronas en idearlo), consistía en que en una hoja en blanco pondríamos nuestro nombre, estado civil, cargos que habíamos ocupado, explicar brevemente por qué queríamos ser Secretario Generales de la Sección, qué haríamos por la Sección 28, si deseábamos continuar en el Comité y finalmente la rúbrica.

Después de entregar los escritos se los llevarían, se enviarían al Comité nacional y dentro de dos horas allá definirían quién sería el próximo Secretario General de la 28.

¿Ustedes creen en esta simulación? Yo tampoco.

La definición de la cabeza son reglas no escritas en nuestra norma estatutaria, son consignas de los poderes fácticos mundiales y de los nacionales que operan a través del gobierno. No dicen quién, pero dicen qué tipo de dirigente conviene y garantiza que el SNTE se vaya adecuando a sus exigencias.

Quien diga que el SNTE está estático miente, porque el SNTE está en constante transformación, adecuándose a esas políticas económicas que lamentablemente van en sentido contrario a los intereses de los trabajadores.

Es por ello que se nos niega decidir sobre las cabezas seccionales y simulando democracia practican otro método para construir el cuerpo de la planilla, donde para variar también hacen de las suyas, porque varios de esos procesos tampoco son muy transparentes.

La planilla fue muy mal presentada por Fermín Borbón. Una planilla incompleta y con alguna suplencia repetida. Por desconocimiento de los estatutos llegó hasta preguntar a la Presidencia de la mesa que si era prudente presentarla también con  suplentes (Demasiada ignorancia).

Todos los cargos omitidos en la planilla fueron ocupados días después del Congreso por más imposiciones, a eso se debe que esos compañeros no hayan rendido protesta junto con el Comité recientemente electo.

En dos videos que encontrarán al final del presente artículo, podemos apreciar las diferencias entre el Comité que se eligió en el Congreso y el Comité que terminó por construirse y que será el que estará en funciones. En suma, fue una caricatura de Congreso jamás vista.

Entre todas esas irregularidades a Javier Duarte lo presentó como cuarto Concejal y luego lo repitió en la Secretaría General, cuando debió presentar a 4 concejales distintos y en automático quien encabeza la planilla es el quinto, tal y como lo establece el Estatuto. Es decir, le faltó un concejal y algunos cargos más -que repito- fueron designados al margen del máximo Órgano de Gobierno Seccional.

¿Entonces, qué fue lo que llevó a Javier Duarte a la Secretaría General?

No fue el simulacro -apenas un tonto lo creería-, ni la “buena conducta”  porque ninguno de ellos se ha opuesto y tampoco se opondría a  las decisiones cupulares (todos observan “buena conducta”), ni la experiencia porque hay quienes se lo llevan de calle, ni la capacidad porque para hacer lo que le dicten no es necesaria, ni un Proyecto porque nadie lo tenía, ni siquiera que fuera compadre de Fermín -porque por el contrario- en otras circunstancias eso le hubiese desfavorecido.

No es de extrañarse que lo que se criticó con Gordillo se esté repitiendo. Se sabe que el yerno y una hija de Elba Esther decidieron durante el último tiempo quiénes serían los Secretarios Generales de las Secciones, por lo tanto lo que definía esto era la relación de amistad, compadrazgo o política que se tenía con ellos, porque en esa medida era la lealtad (sumisión) ante las decisiones (imposición).

Esto que parece infantil, es lo mismo que llevó a Javier Duarte a la Secretaría General. Para desgracia de 6 aspirantes –de los 12- que sí tuvieron posibilidades reales, Javier tuvo la fortuna de hacerse amigo de un hijo de Juan Díaz de la Torre y de dormir en algún tiempo en casa de la familia. Ese hecho “relevante” hizo la diferencia sobre los demás. No es una telenovela, ni un cuento de hadas, así suceden las cosas en nuestro SNTE. Y seguirán sucediendo mientras no nos organicemos y lo sigamos permitiendo.

Mi opinión no es un asunto personal, ni se trata de revanchismos, ni de coraje o frustración alguna. No tengo nada en contra de Javier Duarte ni de mis compañeras y compañeros que integran el actual Comité Ejecutivo Seccional.

Se reconoce que en el cuerpo del Comité se encuentran muchas capacidades y experiencias, de eso no se duda, sino del lado del cual estarán cuando se trate de afectaciones laborales, sociales, económicas y educativas que seguirán promoviendo los intereses ajenos al SNTE. ¿Del lado del patrón o de los trabajadores?

Esa será la prueba de fuego para los nuevos valores que hoy nos dirigen y nada me daría más gusto que la aprobaran. Por el momento -pese a todas las irregularidades de las cuales no son culpables- hay que felicitarlos y darles el tiempo necesario para que demuestren su casta y su compromiso con los representados.

Por otro lado, ratifico y sostengo que Javier Duarte es un dirigente ad hoc, porque fue impuesto para ese fin, para proteger los voraces intereses que no saciarán su ambición sino hasta convertir a la Educación Pública en su negocio. Eso será debilitando cada vez más al SNTE y denostando nuestra tarea educativa. Ojalá me equivoque. Tendrá 4 años para demostrar lo contrario y taparme la boca. Espero así sea.

#yosoylarevolucióndelSNTE

VIDEO DEL COMITÉ QUE FUE PRESENTADO Y ELECTO INCOMPLETO

video


VIDEO DE LA PRESENTACIÓN DEL COMITÉ EN FUNCIONES Y QUE FUE COMPLETADO ANTI ESTATUTARIAMENTE AL MARGEN DEL MÁXIMO ÓRGANO DE GOBIERNO SECCIONAL QUE ES EL CONGRESO.

video


Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

Recibe nuestras noticias. Escoge la lista de tu interés: