sábado, 7 de enero de 2012

LA PARTICIPACIÓN DEL MAGISTERIO SONORENSE EN EL PROCESO ELECTORAL 2012


Hermosillo Sonora a 9 de enero del 2012.

Por: Prof. Gerardo Castro Ruiz.
Secretario de Proyecciones Salariales.
Del Comité Ejecutivo de la Secc. 28 del SNTE.

A pesar de estar definida la Coalición electoral PRI-Nueva Alianza para la elección de la Presidencia de la República, el cómo participará el magisterio en el proceso electoral del presente año, sigue siendo una interrogante que inquieta y hace reflexionar a  pensadores y políticos mexicanos.

Muchos de estos han reconocido la influencia del SNTE a través del Partido Nueva Alianza sobre el resultado de los procesos electorales. Mientras que para ellos es una realidad, después del resultado de las elecciones en Michoacán para algunos otros solo es un mito.

¿Mito o realidad?

Habría que tener con claridad el fondo y trasfondo, pero es difícil llegar hasta ahí. A veces hasta quienes mueven los hilos de la política tienen sorpresas y no saben con certeza lo que ocurrió.

Cierto, en las elecciones michoacanas Felipe Calderón perdió con su hermana como candidata a la gubernatura de ese estado, eso es lo que todos sabemos. El fondo y el trasfondo lo ignoramos, sin embargo, la razón de ese desastroso resultado para el Presidente de la República y su partido pudiera encontrarse en las respuestas a las siguientes interrogantes:

¿Será cierto que los michoacanos indignados por el tráfico de influencia política del Presidente de la República, por su manoseo político a favor de su hermana y por su manoseo electoral votaron en su contra? ¿Será cierto que los michoacanos cansados por el crecimiento del crimen organizado votaron en contra del PAN y el PRD? ¿Influyó el crimen organizado en el resultado de dicha elección? ¿En qué medida influyeron los conflictos internos? ¿A favor de quién participó Nueva Alianza? ¿Prefirió promover solo el voto de su partido olvidándose de la Alianza con el PAN? ¿No sería que de nueva cuenta Nueva Alianza tuvo su poderosa influencia haciendo perder al PAN para acrecentar la desventaja frente a Enrique Peña Nieto con quien posteriormente se aliarían? ¿No sería simulada la alianza electoral con el PAN y la de facto con el PRI? ¿Por qué luego entonces se concreta la Alianza PRI-Nueva Alianza-Verde Ecologista, donde Enrique Peña Nieto y Humberto Moreira ceden varios cargos plurinominales a Nueva Alianza? Claro, entre otras cosas también por esto muchos priistas se inconformaron y le costó el cargo al entonces Presidente del PRI, pero finalmente el reconocimiento de lo que Nueva Alianza puede aportar en el 2012 a favor de Peña Nieto se encuentra en dicha Coalición.

Lo más seguro es que la razón de ese resultado no haya sido uno solo de los factores imaginarios anteriores, sino la conjugación de varios de estos y algunos más que no hayamos anotado, pero lo que es innegable, es que la participación del SNTE sí influyó.

La estructura de nuestra organización sindical es envidiada, codiciada por cualquier organización o partido político, su presencia en todos los rincones de la geografía mexicana asegura la representación de cualquier partido en las casillas electorales, además de la promoción del voto a favor de su candidato o aliados, así como el trabajo en contra de sus adversarios en los momentos coyunturales. Esa es una realidad. También es una realidad que no todos participan en ese trabajo orquestado por la dirigencia a través del PANAL, porque muchos otros participan en proyectos políticos distintos.

Luego entonces, lo que sí es un mito, es el poder que ejerce la Profesora Elba Esther Gordillo, presidenta del SNTE, sobre la participación y la decisión del gremio magisterial en los procesos electorales y esto es confirmado puntualmente por el Secretario General Ejecutivo, Profesor Juan Díaz de la Torre, cuando dice que el SNTE es respetuoso del pensamiento ideológico de sus agremiados.

Por eso cuando digo ¿Cómo participará el magisterio en el próximo proceso electoral? no me refiero a lo que parcialmente observan los pensadores y políticos mexicanos, a los amarres electorales, a las alianzas electorales o de facto que las dirigencias sindicales hagan a través del PANAL, las cuales son legítimas y que sin duda habrán de influir una vez más, sino a las posturas individuales e ideológicas que asumirán los miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación frente a ese proceso.

Inquieto por esto, hace tiempo hice una encuesta política entre 300 trabajadores de la educación en Sonora para saber cuál era la intención de participación política durante el 2012 y su opinión, con mayor razón cuando en nuestro estado, Nueva Alianza se estará midiendo solo.

En un momento donde la efervescencia no influye en los ciudadanos, en un momento donde apenas se estaban definiendo los procesos de los partidos políticos para elegir a sus candidatos a la Presidencia de la República, en un momento frío aún, el 39% de los participantes se identificaron con el PRI, 24% con el PRD, 19% con Nueva Alianza y 16% por el PAN.

Sin embargo, un 65% ha emitido en ocasiones anteriores un voto diferenciado lo que nos indica que solo el 35% se mantienen como voto duro.

La intención de voto en ese momento fue de un 50% para el PRI, 33% para el PRD y 16% para el PAN. De acuerdo a estas cifras, al parecer los trabajadores de la educación no están muy contentos con el gobernador sonorense, Guillermo Padrés Elías.

A pesar de que al día siguiente de emitirse esta encuesta, el Senador Manlio Fabio Beltrones decidió no participar en la contienda interna del PRI, un 38% lo prefirieron como candidato sobre un 35% de Peña Nieto y un 27% aceptaba a cualquiera.

Entre los panistas un 42% prefirió a Josefina Vázquez Mota, 11% a Santiago Creel, un 5% a Ernesto Cordero y 40% no tenía preferencia.

Un 42% de los perredistas estaban contentos con la decisión a favor de López Obrador,  un 18% dijo que era mejor Marcelo Ebrard y al 11% no le gustó el método de elección.

La Coalición PRI-Nueva Alianza-Verde ecologista fue bien vista por un 40%, el 28% lo consideró un error político y al 32% le daba igual.

Todo lo anterior nos muestra el arcoíris ideológico de nuestra organización sindical, pero ahora veremos cómo ven los trabajadores la participación del SNTE en la actividad política y qué tan grande pudiese ser su compromiso para apoyar un proyecto político como causa gremial.

Un 57% considera importante que el SNTE participe en política civil, el 37% opina que no debe intervenir, el 3% no sabe y a un 3% le da igual. Entonces… ¡Aprobada la participación!

Un 69% opinó que el SNTE debe impulsar a cuadros magisteriales políticos a las candidaturas de todos los niveles de gobierno, independientemente del partido político.

Aún cuando los trabajadores de la educación militan o tienen preferencia por un partido político, un 62% están dispuestos en apoyar a un candidato trabajador de la educación de un partido distinto al cual ellos pertenecen o prefieren.

Esa es la decisión voluntaria de los trabajadores de la educación, no necesitan línea de las dirigencias sindicales para cobrar conciencia sobre la importancia de ocupar cargos de representación popular para incidir en las decisiones que beneficien al gremio y a nuestra materia de trabajo, además de encabezar las causas de la clase trabajadora. Un 52% admitió haber recibido línea de los dirigentes sindicales para que votaran por algún candidato, pero de ellos solo el 19% reconoce que esa orden influyó en su decisión, mientras que en el 80% sucedió lo contrario.

Sabida la intención de Nueva Alianza de medirse solo en el próximo proceso electoral, es importante reflexionar sobre lo que hasta el momento opinaron  los trabajadores de la educación.

La diversidad ideológica en el SNTE es una realidad, solo el 19% de ellos prefieren el Partido Nueva Alianza. Entonces, aunque no todos sus agremiados votan, si damos por hecho que los 45 mil  agremiados de las secciones 28 y 54 lo hicieran, solo 8,550 (19%) lo harían por Nueva Alianza. Luego entonces, si los dos millones de electores sonorenses votaran, esos 8,550 corresponden a 0.42% de votación global. Así está la intención en este momento, cuando el clima político aún no calienta al electorado.

En el 2006, cuando la efervescencia alcanzaba los mil grados, el candidato a Presidente de la República por Nueva Alianza, Roberto Campa Cifrián, obtuvo 6,914 votos en Sonora, o sea, el 0.74% de la votación global. Para Senadores votaron 14,182 (1.53%) y para diputados federales 24,019 (2.60%).

Hay muchas cosas por hacer, la contienda no es fácil en estas condiciones. Es mucho el trabajo que debe realizarse para poder ganar en Sonora algún Ayuntamiento y alguna diputación local, cosa que se presenta mucho más difícil tratándose de diputados federales. Lo que sí es seguro, en el supuesto de que Nueva Alianza contienda por todos los ayuntamientos sonorenses es que en todos tendría regidores, ganaría una o dos diputaciones plurinominales y la votación federal garantizaría la conservación del registro de Nueva Alianza.

Este partido político ya tiene una base importante entre el gremio y en una parte de la sociedad, a eso habrá que agregarle mayor concientización entre el magisterio que está dispuesto a sumarse a un proyecto de esta naturaleza y desde luego una inteligente estrategia electoral. De esta manera pueden darse sorpresas.

Pero repito, si el proyecto del SNTE es ocupar el mayor número posible de cargos de representación popular para incidir en las decisiones que beneficien al gremio, a nuestra materia de trabajo y a la clase trabajadora, entonces, ese proyecto no se puede lograr solamente desde la trinchera del partido magisterial.

No hay que olvidarse de la pluralidad que existe en el SNTE y de la legítima aspiración de los trabajadores de la educación por alcanzar dichos cargos a través de los partidos políticos, distintos a Nueva Alianza, a los cuales ellos pertenecen. No hay que dejarlos solos, hay que motivarlos, apoyarlos e incluirlos en dicho proyecto. Si queremos su compromiso con el SNTE una vez que alcancen sus cargos, entonces caminemos juntos desde el principio.

Punto aparte.

A pesar del compromiso de la SEC de pagar el resto del aguinaldo a más tardar el 6 de enero, no lo cumplieron. El argumento de que no les envían el recurso oportunamente es recurrente. Ellos dicen que en esta ocasión solo les mandaron la mitad. Hasta el momento no se conoce el día de su pago. Insisto, debe haber una comisión de la dirigencia nacional para que le de seguimiento específicamente al asunto de la oportunidad de radicación de recursos para que los acuerdos entre el SNTE y la autoridad educativa sean cumplidos a cabalidad, mientras tanto se continúa insistiendo ante el Congreso de la Unión, para que se haga efectivo el planteamiento que el profesor Juan Díaz de la Torre, Secretario General Ejecutivo, hizo con los legisladores: “Que se establezcan ordenamientos legales que permitan llamar a cuentas a los responsables de eventuales subejercicios y que contribuyan a reducir la discrecionalidad y un presunto mal uso de la hacienda pública, así como sancionar el retraso en la asignación y el ejercicio del presupuesto”…

Transcurrió la primera semana del año 2012 y la negociación local correspondiente al 2011 aún no se lleva a cabo…

Mi blog es un espacio que estará disponible para aquellos trabajadores de la educación aspirantes a cargos de representación popular en el proceso electoral 2012, indistintamente del partido político al cual representen.

Este artículo se publicará en la página Comité Estatal de Acción Política del SNTE, en mi BLOG La Opinión de Gerardo Castro Ruiz y en el BLOG COORDINACIÓN 2 HERMOSILLO.

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos: gerardocastroruiz@hotmail.com, gerardocastroruiz@gmail.com o gerardocastroruiz2@gmail.com

Recibe nuestras noticias. Escoge la lista de tu interés: