Datos personales

Mi foto

SOY UN MIEMBRO DEL SNTE. OCUPÉ VARIOS CARGOS EN EL COMÍTÉ EJECUTIVO DE LA SECC. 28. ME DESEMPEÑÉ COMO REPRESENTANTE DE VARIAS ESCUELAS, FUI SRIO. DE CONFLICTOS DE LA D-I-98 Y SRIO. GRAL. DE LA D-I-95. EN 1992 LLEGUÉ AL COMITÉ EJECUTIVO DE LA SECCIÓN 28 COMO SRIO. DE ORGANIZACIÓN A CARGO DE LOS MUNICIPIOS DE HUATABAMPO Y ETCHOJOA Y HE PERMANECIDO EN ESE ÓRGANO DE GOBIERNO SINDICAL DESEMPEÑÁNDOME EN 1995 COMO SRIO. DE CRÉDITOS, 1998 SRIO. DE VIVIENDA, 2002 SRIO. DE ESTADÍSTICA Y PLANEACIÓN, 2006 SRIO. DE ESCALAFÓN Y PROMOCIONES Y SECRETARIO DE PROYECCIONES SALARIALES EN EL PERIODO 2010-2014. TAMBIÉN JUNTO CON OTROS COMPAÑEROS FUI FUNDADOR Y COORDINADOR ESTATAL DEL MOVIMIENTO AUTÓNOMO DE RENOVACIÓN SINDICAL (MARS) EN EL CUAL NO PARTICIPO DESDE HACE VARIOS AÑOS. DESDE TODAS LAS TRINCHERAS HE IMPULSADO EL MEJORAMIENTO DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN.

martes, 21 de octubre de 2014

LA AUTODEFENSA MAGISTERIAL



Hermosillo, Sonora a 21 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz

La autodefensa magisterial no se trata de fusiles y de guerrillas, ni de pelearnos unos contra otros y derramar sangre, pero no se puede llamar de otra forma a lo que la dejadez de la dirigencia está obligando a los trabajadores para defenderse por sí mismos.

Los problemas y la incertidumbre crecen vertiginosamente y los agremiados preguntan en referencia a los dirigentes que solo se toman la foto para las páginas sociales ¿Y el SNTE qué está haciendo? ¿Dónde está el SNTE que nos debe de informar y defender?

Silencio total, nadie levanta la mano, pues la problemática magisterial nunca ha sido prioridad para ellos.

Solo se acuerdan que existimos en tiempos electorales (Por cierto muy cercanos) o cuando cobran las millonarias cuotas sindicales que ni con el presumido Observatorio Público de Transparencia e Información (OPTI) se ve claridad en su administración, o cuando se trata de realizar descuentos sin nuestra autorización.

Saben de nuestra existencia cuando levantamos la voz y tienen que venir a callarnos, cuando se trata de legitimar sus fechorías, cuando se trata de financiar los eventos magisteriales estatales aun cuando el FASM lo paga…

Podríamos poner varios ejemplos, pero siempre será para usarnos a favor de sus intereses, nunca para organizarnos a favor de los nuestros. Pese a ello, a sus desaires y de nuestra creciente inconformidad, ahí estamos puntuales como siempre.

Así como las policías comunitarias y las autodefensas surgieron del hartazgo ciudadano por la incapacidad del Estado para brindar seguridad a la sociedad, de esa misma forma -bien guardadas las proporciones- ante el abandono de los dirigentes e igual de hartos, los trabajadores no tenemos otro camino que organizarnos desde abajo para construir antes del 2015 nuestro sistema de autodefensa.

Nuestras herramientas no serán los fusiles que usaron aquellos autodefensas, pero sí las garantías Constitucionales y una organización inteligente.

El conjunto de acciones que los trabajadores emprendamos desde la base -en unidad- deberá de tener fundamentalmente como objetivo a corto plazo, construir una representación paralela asesorada por profesionales para enfrentar los desafíos que impuso la Reforma Educativa a nuestro gremio. A través de ese sistema nos acompañaremos y nos defenderemos ante las afectaciones colectivas y hasta en los casos aislados. Haremos realidad la solidaridad y válido el dicho de que todos somos uno y uno somos todos. Esa certidumbre se debe construir.

Para allá vamos. Si los intereses de grupo o los diversos pensamientos ideológicos permiten hacer de este propósito la causa común, lo lograremos.

Preparémonos compañeras y compañeros para las primeras acciones.

En tanto “La marcha por la estabilidad laboral” continúa organizándose, varios  centros de trabajo harán pública su inconformidad con lonas alusivas a la incertidumbre laboral y a la ignominia acontecida en Ayotzinapa -en solidaridad con los estudiantes desaparecidos y sus familias- como por la defensa del normalismo que algunos legisladores quieren eliminar.

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com




viernes, 17 de octubre de 2014

LA MARCHA POR LA ESTABILIDAD LABORAL


Hermosillo, Sonora a 17 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz

“No hay factor de concientización más eficaz que el hartazgo” Profr. Gerardo Castro Ruiz

Pregunto, qué tiene que suceder para que el pueblo despierte, que deje su modorra, que salga ya del entumecimiento y se sacuda el enmohecimiento. La respuesta está en el hartazgo de tanto abuso de autoridad y de tanta dejadez de quienes tienen la responsabilidad de mejorar las condiciones de vida y no lo hacen. El hartazgo vencerá los temores y el confort que nos impiden despertar y actuar.

Creo que llegó el punto en el que la olla hace explosión y su energía debe ser canalizada para que no se pierda, para que no se diluya en fronteras ideológicas, para que no se tergiversen sus objetivos y para que la problemática colectiva logre el fenómeno de la UNIDAD que tanta falta hace en el magisterio. La UNIDAD de los trabajadores y por los trabajadores.

La UNIDAD como sinónimo de sumisión, silencio y lealtad a los dirigentes no sirve a los trabajadores, porque por el contrario -mientras más nos agachamos- con mayor tranquilidad toman decisiones que nos afectan laboral, social y económicamente.

Los dirigentes tienen la alta responsabilidad de encauzar la fuerza magisterial para resolver la problemática que está a punto de asfixiarnos -pero después de la declaratoria del Secretariado Nacional realizada en Zacatecas- ya nos quedó claro que no quieren asumir el mandato estatutario, toda vez que en dicha declaratoria ratificaron el compromiso con la Reforma Educativa, pese a todas las afectaciones que los trabajadores empezamos  a sentir y las que seguirán sintiéndose a partir de enero próximo. Enlace de la declaratoria http://www.snte.org.mx/vernoticias.php?artids=6444&cat=29

En el cuarto considerando manifiestan que el SNTE emprendió a partir de su reforma estatutaria su propia transformación para fortalecer su vida interna, profundizar su democracia y reafirmar su carácter como actor social, educativo y sindical; conciliando la responsabilidad de defender y promover los derechos del magisterio con la demanda nacional de concretar la reforma educativa para elevar la calidad de la educación para todos.

En el primer punto de la declaratoria definen a un SNTE incierto y vulnerable a principios del 2013 y afirman que ya pasamos a  una condición de estabilidad, reposicionamiento y desarrollo de nuevas iniciativas para garantizar su viabilidad. Aseguran que hoy el SNTE tiene futuro y tiene proyecto. Que hoy el SNTE se ha fortalecido. ¿Quién de los que están sufriendo en carne propia la pesadilla de las actuales condiciones puede estar de acuerdo con esta declaratoria? ¿Quién puede tolerar tanta simulación?

En el segundo eje Estratégico del Proyecto de Juan Díaz de la Torre ratifican el compromiso con la Reforma educativa. En el cuarto eje denominado “Certeza laboral” prometen mantener la defensa del conjunto de derechos laborales, profesionales, sociales y económicos de los trabajadores de la educación, empleando todos los medios legales y las formas legítimas de acción sindical; destacadamente la defensa y aseguramiento de la estabilidad laboral, garantizando a nuestros agremiados una plataforma que responda a sus necesidades de superación profesional. La realidad que se vive nos dice que es mera retórica que han venido repitiendo una y otra vez.

Son muchas linduras de papel las que se pueden leer en dicha declaratoria, con las cuales se está estrenando el actual Secretario General de la Sección 28, y como sabemos que por la víspera se saca el día, entonces a temprana hora sabemos por dónde caminará Javier Duarte durante su periodo, pero su análisis lo dejaremos para otro momento.

La realidad es que todos sabemos que no hubo reforma educativa, sino un remedo de reforma que significó el pretexto para afectar laboralmente a los trabajadores de la educación, cuyos efectos se están sintiendo y se irán incrementando. No es cierto que los derechos están a salvo.

Como ejemplo tenemos los cambios, las permutas y los ascensos que están afectando el salario que constitucionalmente es un patrimonio irrenunciable de los trabajadores.

Nos dijeron que no pasaría nada, prometieron y siguen prometiendo que los derechos se conservarán, pero la realidad dice lo contrario.

Urge frenar esta incertidumbre y regresar la seguridad a los trabajadores.

Urge resolver para bien de los trabajadores -no solo las dudas que son el tema diario en las escuelas y en los espacios virtuales- sino los males de raíz.

¿Que si perderemos el derecho a los permisos económicos y sin goce de sueldo? ¿Qué si ya no podemos ir al médico en horas de trabajo? ¿Qué si ya no se reconocerán las licencias médicas? ¿Que si perderemos el empleo? ¿Que si qué va a pasar con los bonos y compensaciones adquiridas? ¿Que cual será nuestra situación ahora que se vuelva a centralizar la nómina? ¿Qué qué pasará con la rezonificación que fue producto de negociaciones locales y no federales? ¿Qué por qué al cambiar de centro de trabajo se pierden derechos como carrera magisterial? ¿Qué por qué pierdo mi clave presupuestal si me cambio o permuto? ¿Qué si ya no tenemos derecho a permutar? ¿Que qué pasa con los descuentos que nos hacen y que no se ven reflejados en las instituciones que nos dieron el crédito como FOVISSSTE, FAMSA, METLIFE, etc.? ¿Qué cuál es la situación de nuestra caja de ahorros del FASM? ¿Que qué pasó con el seguro de retiro de los jubilados? ¿Que qué va a pasar con el Programa que sustituya a Carrera Magisterial? ¿Qué si ya no reconocerán Carrera magisterial para la jubilación? ¿Qué por qué el SNTE no defiende el normalismo ante las posturas de políticos y legisladores? ¿Qué por qué el SNTE no exigió justicia ante la masacre de nuestros normalistas en Ayotzinapa? Etc.

Ante todo eso y aun cuando los dirigentes dicen fomentar el acercamiento y la información permanente con los agremiados, la verdad es que van en sentido contrario. Cada vez el distanciamiento entre representantes y representados es mayor. La información y la defensa de nuestros derechos sigue siendo un vacío y una de las más grandes debilidades en el SNTE.

Esos son los hechos, es la realidad que se vive, no es invento de nadie. Por ello, los trabajadores nos encontramos ante la disyuntiva, de obligar a que los dirigentes tomen el toro por los cuernos o tomar el control nosotros.

El ejemplo lo pusieron nuestros compañeros jubilados. Se hartaron y tomaron la SEC, lo que obligó a las autoridades educativas, de gobierno, de Metlife y de la Sección 28 a dar la cara y dar una respuesta de solución inmediata.

Motivados por ese ejemplo, decepcionados por el abandono de los dirigentes y bajo el hartazgo predominante, los trabajadores se están organizando para realizar “LA MARCHA POR LA ESTABILIDAD LABORAL” que tiene la finalidad de exigir cuentas claras y posturas firmes a los dirigentes ante la incertidumbre laboral que nuestro gremio vive. De no lograr que den la cara, entonces será el punto de partida para enfrentar en UNIDAD nuestros problemas y de la toma del control del SNTE para devolvérselos a quienes les corresponde, a los trabajadores.

#yosoylarevoluciondelSNTE

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

jueves, 16 de octubre de 2014

EL "RZ"


Hermosillo, Sonora a 16 de octubre del 2014.

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz.

El RZ nació en la Negociación Salarial Nacional 2011 y fue establecido en el punto 14 de dicha minuta: “La Secretaría de Educación Pública destinará los recursos necesarios con el propósito de igualar el diferencial existente en las prestaciones en días, que se pagan en cada entidad federativa, por concepto de aguinaldo y prima vacacional, cuyo cálculo se asocia al sueldo tabular del personal docente de la zona económica II respecto de la zona económica III, con el concepto denominado “Fortalecimiento de la CPC” (RZ), siempre y cuando no rebase el diferencial de las prestaciones antes referidas. El pago correspondiente deberá realizarse en el mes de octubre de cada año al Personal de Educación Básica ubicado en la zona económica II”

A partir de ese año, los trabajadores de educación básica que laboran en el 60%, independientemente de su nivel de carrera magisterial -reciben bajo el concepto “RZ”- un pago por la diferencia salarial que existe respecto de las plazas iniciales ubicadas en el 100%.

De acuerdo a la minuta debió ser pagado el diferencial salarial sobre 50 días (40 días de aguinaldo y 10 días de prima vacacional), sin embargo, el monto negociado a nivel nacional superó lo establecido y alcanzó para que el RZ consistiera en un diferencial sobre 94 días.

Ante la incertidumbre que el gobierno estatal ha generado por los retrasos de pagos por concepto de aportaciones que los trabajadores de la educación hacen a diversas empresas a través de la nómina,  es importante revisar que el pago del “RZ” se realice correctamente.

Para lo cual los trabajadores deben recurrir a una sencillísima fórmula que se desprende del concepto quincenal CPC (en el talón aparece CC). Este concepto consiste en la diferencia salarial que existe entre la plaza inicial del 60% y la del 100% sobre 15 días, por lo tanto, el CC se debe de dividir entre 15 días, después multiplicarlo por 94 y su resultado será el monto del RZ-2014.

Es importante que realicen este mismo ejercicio con los talones de cheque del 2011, 2012 y 2013, y lo comparen con el monto recibido en cada uno de esos años. De esta manera comprobarán si el RZ ha evolucionado correctamente, es decir, si se ha mantenido en la proporción salarial de los 94 días o ha tenido alguna disminución.

Reciban un fuerte abrazo. #yosoylarevoluciondelSNTE

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

miércoles, 8 de octubre de 2014

Javier Duarte un Secretario General Ad hoc


Hermosillo, Sonora a 08 de octubre del 2014

Por: Profr. Gerardo Castro Ruiz.

Ad hoc es una locución latina que significa literalmente «para esto». Generalmente se refiere a una solución elaborada específicamente para un problema o fin preciso y, por tanto, no es generalizable ni utilizable para otros propósitos. Se usa pues para referirse a algo que es adecuado sólo para un determinado fin o en una determinada situación. (Wikipedia)

En vísperas del XXXI Congreso Extraordinario de la Sección 28 del SNTE, donde Fermín Borbón Cota fue sustituido por Francisco Javier Duarte Flores, uno de los miles de contactos que tengo –haciendo referencia al próximo Secretario General- me preguntó que si quién era “el bueno”, a lo que respondí ¿El bueno para quién?

“El bueno” depende de los intereses. Para algunos ex Secretarios Generales de la Sección 28 los buenos eran Osvaldo Bojórquez, Jesús Ernesto Félix Tabardillo, Julio Valencia, Oscar Cota Barreras, Rigel Gutiérrez Tabardillo y César Salazar, quienes a lo largo de 4 años trabajaron también y cada uno de ellos logró armar un grupo de trabajadores que los apoyaban, por lo que al referido Congreso arribaron con sus fuerzas específicas.

“El bueno” para el Gober seguramente era David Parra Medina, por ser –después de Fermín Borbón- quien  tuvo mayor relación.

“El bueno” para Fermín Borbón siempre fue su compadre Javier Duarte.

“El bueno” para muchos Trabajadores de la Educación era un servidor que impulsé y sigo impulsando la Transformación de nuestro gremio a través del Proyecto de la Revolución del SNTE.

Así -dependiendo de los intereses- la lista se hace enorme. Pero a lo que mi contacto se refería y muchos otros que me hicieron la misma pregunta, era que sin duda ya había un señalado por el dedo índice del Presidente del SNTE Juan Díaz de la Torre -y sí lo había- pero aun cuando las mayorías lo percibimos, nadie puede decir con anticipación su nombre, porque es un secreto que se guarda muy bien hasta el final.

O que alguien me responda ¿Quién eligió a Javier Duarte Flores para que encabezara la planilla? ¿Acaso fueron los ex Secretarios Generales de la Sección 28? ¿O fueron los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional anterior? ¿O fueron los delegados que asistieron al Congreso? ¿O fue Fermín Borbón? ¿O fue la camarilla de representantes del Comité Nacional ante el Congreso? ¿O fue por aclamación de las bases?

No sucedió nada de eso, Javier Duarte apareció simple y sencillamente hasta el momento en el que se leyó la Planilla que indebidamente se le llamó de “UNIDAD”.

¿Quién puede creer en un proceso para definir a quién encabezará la planilla cuando el método resulta ser de mofa para quien lo impone y una mentada de madre para quien lo acepta?

Una vez que quienes coordinábamos el trabajo de la Revolución del SNTE al interior del Congreso supimos que con 5 decenas de delegados no lograríamos construir nuestra planilla -quise llegar a fondo-  jugué al ingenuo para saber el “estratégico” método que utilizarían los representantes de la dirección nacional para definir la cabeza seccional.

Ellos también ponen carita de pendejos, se manejan con perfil bajo, te hablan quedito, parece que no quiebran un plato y son la bondad personalizada, pero son verdaderos lobos con piel de oveja, vienen con todo el poder para imponerse y chingarnos a ultranza.

A las horas de la madrugada convocaron a una reunión de Comité Seccional que se llevaría a cabo en una de las salas que se utilizaron para trabajar la temática. El susurro del representante del Comité Nacional fue hipnotizando a mis adormecidos compañeros para llevarlos a aprobar la construcción de una planilla de “UNIDAD”.

No hacía falta esa terapia, no se miraba por ningún otro lado –que no fuera la Revolución del SNTE- que existieran reales intenciones de presentar una planilla alterna, pero ya dijimos que la cantidad de delegados no nos favoreció.

Aquellos 4 aspirantes que formaron una coalición -y que en conjunto tenían el peso específico para integrar otra planilla- renunciaron con mucha anticipación a esa estrategia que les habían manejado a sus delegados seguidores en el caso de que no les favoreciera la designación. O quizá siempre fue un blof, porque nunca se vio una real intención de utilizar esa fuerza. Sus delegados andaban inquietos preguntando cuándo reventarían el Congreso o integrarían la otra planilla. No se explicaron nunca para qué habían trabajado tanto en el reclutamiento de delegados si no los iban  utilizar y de nada les sirvieron.

Después de aprobar la supuesta planilla de “UNIDAD” se dijo que darían un tiempo de 15 minutos para que se desalojara la sala y solamente se quedaran quienes aspiraban a la Secretaría General.

Una vez transcurrido el tiempo estipulado nos encontrábamos en la sala 13 aspirantes. Pero… ¿Qué tenía que estar haciendo ahí un servidor? Nada, porque está sobreentendido que el llamado era exclusivamente para quienes a juicio de la dirigencia nacional han observado “buena conducta”, aprobando sin la menor resistencia las decisiones cupulares, mientras que por el contrario y aún cuando el Proyecto que he impulsado busca la construcción de un SNTE mejor, resulta ser ofensivo para los intereses que gobiernan en nuestro gremio.

Ahí estábamos sentaditos David Parra, Héctor Leyva, Gustavo Canizalez, Dora María Talamante, Oscar Cota, Javier Duarte, Epifanio Valenzuela, Julio Valencia, Osvaldo Bojórquez, Ernesto Tabardillo, César Salazar, Fernando Aguirre y un servidor.

Las miradas furtivas transparentaban la incomodidad. Todos se preguntaban lo mismo… ¿Qué demonios estaba haciendo ahí yo?

¡Caramba! Éramos 13 y el representante del Comité Nacional solo tenía registrados 12.  Fue directo, me preguntó que si me había registrado, le dije que no me había enterado del momento y con quién había que registrarse. Dijo que hubo entrevistas previas donde se registraron los aspirantes. Le dije que sí me había registrado y que no sabía la razón por la cual no estaba anotado. Me preguntó con quién y le respondí.

Preguntó que si sabía dónde estaba parado y le respondí que entre aspirantes (No le gustó mi respuesta) Interrogó de nuevo que si sabía frente a quién estaba… le dije que frente a la representación nacional. De nuevo se disgustó con la respuesta y agregó… “Tampoco sin juegos” yo le respondí que no estaba jugando.

Era evidente que mi presencia incomodaba, sin embargo, pese al disgusto continuó con otra terapia para tranquilizar a los presentes en caso de que el proceso no les favoreciera y enseguida explicó el método a través del cual supuestamente se seleccionaría a quién encabezaría la Planilla.

El primer paso consistió en dar uno por uno nuestro nombre y los cargos sindicales y políticos que habíamos ocupado. Cuando llegó mi turno respondí y al final agregué que estaba claro que no correspondía al perfil que buscaban y que por lo tanto me retiraría.

El representante que estaba coordinando el simulacro (estaba toda la camarilla nacional incluyendo a Borbón)  dijo que no me retirara, que ya estaba ahí y que podía quedarme, que era un proceso transparente, que no tenían nada que ocultar y que no estaban buscando un perfil específico. (Eso quedaba claro, ya lo tenían)

El segundo y último paso de este fenomenal proceso (se quemaron las neuronas en idearlo), consistía en que en una hoja en blanco pondríamos nuestro nombre, estado civil, cargos que habíamos ocupado, explicar brevemente por qué queríamos ser Secretario Generales de la Sección, qué haríamos por la Sección 28, si deseábamos continuar en el Comité y finalmente la rúbrica.

Después de entregar los escritos se los llevarían, se enviarían al Comité nacional y dentro de dos horas allá definirían quién sería el próximo Secretario General de la 28.

¿Ustedes creen en esta simulación? Yo tampoco.

La definición de la cabeza son reglas no escritas en nuestra norma estatutaria, son consignas de los poderes fácticos mundiales y de los nacionales que operan a través del gobierno. No dicen quién, pero dicen qué tipo de dirigente conviene y garantiza que el SNTE se vaya adecuando a sus exigencias.

Quien diga que el SNTE está estático miente, porque el SNTE está en constante transformación, adecuándose a esas políticas económicas que lamentablemente van en sentido contrario a los intereses de los trabajadores.

Es por ello que se nos niega decidir sobre las cabezas seccionales y simulando democracia practican otro método para construir el cuerpo de la planilla, donde para variar también hacen de las suyas, porque varios de esos procesos tampoco son muy transparentes.

La planilla fue muy mal presentada por Fermín Borbón. Una planilla incompleta y con alguna suplencia repetida. Por desconocimiento de los estatutos llegó hasta preguntar a la Presidencia de la mesa que si era prudente presentarla también con  suplentes (Demasiada ignorancia).

Todos los cargos omitidos en la planilla fueron ocupados días después del Congreso por más imposiciones, a eso se debe que esos compañeros no hayan rendido protesta junto con el Comité recientemente electo.

En dos videos que encontrarán al final del presente artículo, podemos apreciar las diferencias entre el Comité que se eligió en el Congreso y el Comité que terminó por construirse y que será el que estará en funciones. En suma, fue una caricatura de Congreso jamás vista.

Entre todas esas irregularidades a Javier Duarte lo presentó como cuarto Concejal y luego lo repitió en la Secretaría General, cuando debió presentar a 4 concejales distintos y en automático quien encabeza la planilla es el quinto, tal y como lo establece el Estatuto. Es decir, le faltó un concejal y algunos cargos más -que repito- fueron designados al margen del máximo Órgano de Gobierno Seccional.

¿Entonces, qué fue lo que llevó a Javier Duarte a la Secretaría General?

No fue el simulacro -apenas un tonto lo creería-, ni la “buena conducta”  porque ninguno de ellos se ha opuesto y tampoco se opondría a  las decisiones cupulares (todos observan “buena conducta”), ni la experiencia porque hay quienes se lo llevan de calle, ni la capacidad porque para hacer lo que le dicten no es necesaria, ni un Proyecto porque nadie lo tenía, ni siquiera que fuera compadre de Fermín -porque por el contrario- en otras circunstancias eso le hubiese desfavorecido.

No es de extrañarse que lo que se criticó con Gordillo se esté repitiendo. Se sabe que el yerno y una hija de Elba Esther decidieron durante el último tiempo quiénes serían los Secretarios Generales de las Secciones, por lo tanto lo que definía esto era la relación de amistad, compadrazgo o política que se tenía con ellos, porque en esa medida era la lealtad (sumisión) ante las decisiones (imposición).

Esto que parece infantil, es lo mismo que llevó a Javier Duarte a la Secretaría General. Para desgracia de 6 aspirantes –de los 12- que sí tuvieron posibilidades reales, Javier tuvo la fortuna de hacerse amigo de un hijo de Juan Díaz de la Torre y de dormir en algún tiempo en casa de la familia. Ese hecho “relevante” hizo la diferencia sobre los demás. No es una telenovela, ni un cuento de hadas, así suceden las cosas en nuestro SNTE. Y seguirán sucediendo mientras no nos organicemos y lo sigamos permitiendo.

Mi opinión no es un asunto personal, ni se trata de revanchismos, ni de coraje o frustración alguna. No tengo nada en contra de Javier Duarte ni de mis compañeras y compañeros que integran el actual Comité Ejecutivo Seccional.

Se reconoce que en el cuerpo del Comité se encuentran muchas capacidades y experiencias, de eso no se duda, sino del lado del cual estarán cuando se trate de afectaciones laborales, sociales, económicas y educativas que seguirán promoviendo los intereses ajenos al SNTE. ¿Del lado del patrón o de los trabajadores?

Esa será la prueba de fuego para los nuevos valores que hoy nos dirigen y nada me daría más gusto que la aprobaran. Por el momento -pese a todas las irregularidades de las cuales no son culpables- hay que felicitarlos y darles el tiempo necesario para que demuestren su casta y su compromiso con los representados.

Por otro lado, ratifico y sostengo que Javier Duarte es un dirigente ad hoc, porque fue impuesto para ese fin, para proteger los voraces intereses que no saciarán su ambición sino hasta convertir a la Educación Pública en su negocio. Eso será debilitando cada vez más al SNTE y denostando nuestra tarea educativa. Ojalá me equivoque. Tendrá 4 años para demostrar lo contrario y taparme la boca. Espero así sea.

#yosoylarevolucióndelSNTE

VIDEO DEL COMITÉ QUE FUE PRESENTADO Y ELECTO INCOMPLETO

video


VIDEO DE LA PRESENTACIÓN DEL COMITÉ EN FUNCIONES Y QUE FUE COMPLETADO ANTI ESTATUTARIAMENTE AL MARGEN DEL MÁXIMO ÓRGANO DE GOBIERNO SECCIONAL QUE ES EL CONGRESO.

video


Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

lunes, 29 de septiembre de 2014

LOS QUE REALMENTE MANDAN EN EL SNTE (PARTE II De lo sucedido en el Congreso de la 28)


Hermosillo, Sonora a 29 de septiembre del 2014.

Por:  Profr. Gerardo Castro Ruiz.

Lo que en los países se mueve, es obra de los controladores del mundo, el resto de los actores son operadores para que se cumpla lo que los gigantes dictan.

Los gobernantes  se someten a esos intereses y se convierten en el conducto para llevar a los países  -a través de reformas y políticas nacionales- al nivel de desarrollo que dictan y conviene solo a los dueños del mundo.

El SNTE forma parte de la cadena alimenticia de esos leoninos intereses, por ello lo que hoy en él pasa  no obedece a los intereses de los Trabajadores de la Educación, sino a ese poder fáctico que está constituido por grupos poderosos a nivel mundial y nacional, quienes son los verdaderos dueños de la política económica.

Quien atenta contra ese poder es quitado del camino. Recientemente lo vimos con Elba Esther Gordillo. Retó al poder, estorbó y le dieron nueva morada.

Su sucesor -Díaz de la Torre- fue cauto, apechugó y se doblegó. De repente la dirección nacional y la mayoría de las secciones estaban hablando de las bondades de la Reforma Educativa y que los derechos estaban a salvo. Hoy  -por los efectos que se empiezan a sentir- sabemos que no es así.

Entre la retórica del primer discurso de Juan Díaz asomó la verdad. Lo pusieron entre la espada y la pared. Te alineas y avalas la Reforma Educativa o sigues la suerte de Elba Esther y desarticulamos al SNTE:  “Por eso, frente a estos fenómenos las decisiones que hoy hemos tomado es, como aquí se ha dicho, requerimos ratificar y preservar a nuestra organización y su carácter legal para que la dirigencia que en todas las instancias representa a los trabajadores pueda preservar este instrumento de lucha para servirle a los maestros, para servirle a México, para servirle a nuestros alumnos”

Conscientes de lo anterior podemos responder la siguiente interrogante ¿Existen en el SNTE los líderes supremos o son marionetas del poder?

A la vez podemos entender mejor lo que pasó en el XXXI Congreso Extraordinario de la Sección 28 celebrado los días 19 y 20 de septiembre.

Desde la cima del poder existe la consigna para que los gobernantes operen las sucesiones de organizaciones políticas, sociales y sindicales, y se garantice que sus dirigentes sean individuos manipulables y colaboradores de los altos intereses.

A eso se debe que se cuide tanto la cabeza de un órgano de gobierno y conformen el cuerpo de manera desarticulada y simulando democracia, finalmente quienes constituyen el cuerpo -que no escapan a los intereses personales o de grupo- obedecerán a la cabeza.

En el caso de la renovación de la dirigencia de un Comité Seccional se dan dos procesos distintos. Uno para seleccionar el cuerpo del Comité y otro para seleccionar a quien lo encabezará, siendo esto último lo que en realidad le interesa a la dirigencia nacional en cumplimiento a lo ordenado por los intereses a los que ya hicimos referencia.

En esta parte explicaremos cómo se conformó el cuerpo y dejaremos para la siguiente parte de esta serie temática, cómo se definió al nuevo Secretario General.

De acuerdo a  los métodos usados por la dirigencia nacional para definir quiénes de los Secretarios del Comité Seccional anterior repetirían en el actual -entre ellos algunos Secretarios de Organización-  no fue el resultado de su trabajo ni la cantidad de delegados que pudiesen tener a su favor cada uno de ellos,  sino los padrinos con los que cuentan  y/o  las conveniencias del poder.

El simulacro de democracia para definirlo y en el cual me negué a participar, resultó una mentada de madre para los integrantes del ex comité, sin embargo  sumisamente aceptaron las reglas que les impusieron, no dijeron nada en ese proceso por temor de que si hablaban ya no seguirían en la dirigencia seccional, pero al salir mascullaron su coraje. Pregunto yo ¿Cómo es posible que soporten tal humillación?

El ejercicio consistió en que cada uno pondría tres nombres de sus compañeros en un trozo de papel, los cuales entregaron y se los llevaron sin dar a conocer los resultados, porque  les dijeron que solo el Secretario General (Fermín Borbón) y la Presidenta del Congreso (Soralla Bañuelos) tendrían acceso y definirían ellos su resultado, resultado que no supieron hasta que se presentó la planilla. De plano les vieron la cara…

Claro está, Fermín Borbón impuso a su equipo mayoritariamente y para disfrazarla un poco entregaron espacios a algunos aspirantes a la Secretaría General, pero les cortaron el cuerpo, los dejaron sin el equipo que los había impulsado. De tal suerte que aún están con vida los ahijados de Tello Magos, Ismael Valdez y Félix Mendoza. Igual quedó Rigel Gutiérrez Tabardillo como cabeza de grupo pero el equipo que lo impulsó quedó desmantelado. Sin embargo a otros aspirantes les fue peor, les cortaron cabeza y cuerpo como en el caso de Oscar Cota que pertenece al equipo de Rafael Coronado y Epifanio Valenzuela igual se fue con  todo y equipo.

Repito, todo eso no fue resultado del simulacro de democracia, sino de una imposición o conveniencia que dista mucho de ser un equilibrio político.

Que por cierto, el equilibrio político se rompió en el actual Comité, los contrapesos brillan por su ausencia y una vez más se comprueba que los principios democráticos como la tolerancia, la pluralidad y la inclusión son letra muerta en el SNTE.

La dirigencia nacional cerró las puertas al diálogo a las expresiones sindicales, igual poco les importó la representación  del Proyecto de la Revolución del SNTE. Así quedaron fuera ATEL, FADES-CNTE, TREDES y las muchísimas voces representadas por el Proyecto de la Revolución del SNTE.

En cambio, la dirección nacional permitió a Fermín imponer -en contra de sus propios compañeros- a dos elementos que navegan con supuestas banderas de oposición (Nuevo Sindicalismo y MARSON) pero que en la práctica -todos lo sabemos- representan la misma parte.

 De ninguna manera se puede legitimar la pluralidad, la inclusión y la tolerancia con personajes del mismo bando. Pero en fin, cuando de construir una planilla de UNIDAD se trata, la responsabilidad de conservar el equilibrio radica en manos de la dirigencia nacional y no del Secretario General saliente que al parecer los engañó o fueron sus comparsas.

Simultáneamente a eso, el cuerpo del comité se iba construyendo con los métodos establecidos por la dirigencia nacional con algunas variantes. A cada región o sector les dieron proporcionalmente los espacios que serían ocupados por sus delegados, pero sin decirles qué Secretarías eran en la mayoría de los casos.

Los delegados de algunas regiones participaron en un ejercicio similar al de los miembros del Comité, anotaron titulares y suplentes sin especificar alguna Secretaría, posteriormente serían ubicados los que tuvieran mayor frecuencia, pero el resultado no fue transparente, se llevaron los papeles, allá en lo obscuro decidieron y de nuevo Fermín Borbón hizo de las suyas. En ese caso no fue el consenso de los delegados, sino que él decidió quiénes quedarían de esas regiones, acomodando de esta forma, a placer y donde convenía a los suyos. Al igual que los integrantes del Comité saliente, los delegados de esas regiones supieron de los supuestos resultados hasta que se presentó la planilla.

En otras regiones hicieron lo mismo, pero con la variante de que ahí mismo se dieron resultados y conocieron quiénes habían alcanzado las mayores frecuencias, pero no así de las Secretarías que ocuparían, de tal suerte que esto también quedó al arbitrio de Fermín. Él decidió qué secretaría ocuparía cada quien ante la complacencia de la dirigencia nacional.

Habrá alguna excepción de algún sector que se fajó los pantalones, o algún elemento que fue consensado bajo otras circunstancias, pero esos casos aislados no generaron ningún cambio en  el Proceso.

Esa es la democracia que tanto se presume en el SNTE, la misma que se vivió en el Congreso de la 28. Delegados confrontados entre sí peleando por un espacio, sin elevar la mira para alcanzar a ver que  lo más importante se les niega, pensando solo en que si el nuevo coordinador regional o el Secretario de Trabajo y Conflictos de su nivel  será su amigo o buena onda. Sin darse cuenta que todo el proceso es una manipulación para mantenerlos ocupados mientras que la dirección nacional a solas fragua la imposición de la cabeza, quien finalmente tomará las decisiones de su ámbito y contribuirá a que las decisiones cupulares se acaten, aunque estas vayan en contra de los Trabajadores.

Esa es la razón por la cual les avientan el cuerpo a los delegados, pero les niegan que decidan la cabeza, que es lo que más interesa a los que realmente mandan en el SNTE. Proceso que explicaremos en la siguiente parte.

 Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

jueves, 25 de septiembre de 2014

“LO SUCEDIDO EN EL CONGRESO DE LA 28” (Parte I) Primera Etapa de la Revolución del SNTE


Hermosillo, Sonora a 25 de septiembre del 2014.

Por:  Profr. Gerardo Castro Ruiz.

La transformación del SNTE es una genuina exigencia que se abandera desde diferentes frentes magisteriales y con diferentes métodos de lucha.

En torno a ese propósito, hace varios años iniciamos trabajando algunos compañeros agremiados a la Sección 28 y al paso del tiempo se fueron atrincherando muchos Trabajadores de la Educación convencidos de la urgente necesidad de construir un SNTE mejor en beneficio del colectivo.

Evitando los estigmas nos unimos en una causa sin  fronteras ideológicas, abrazamos el Proyecto de la Revolución Institucional del SNTE como una nueva esperanza del cambio verdadero y en torno a él trabajamos organizados.

El XXXI Congreso Extraordinario de la Sección 28 representó una oportunidad para ponernos a prueba y dar el gran paso para que nuestro Proyecto avanzara con mayor velocidad, pues desde el gobierno sería más fácil y rápido revolucionar al SNTE.

Objetivamente teníamos posibilidades de lograrlo y de igual forma no soslayábamos lo contrario, pero también teníamos claro que -en cualquiera de sus circunstancias- ese evento estatutario no significaba la fecha fatal para el nacimiento del cambio o su muerte.

El cambio no se da en automático con la llegada a la dirigencia y tampoco depende de una sola Sección sindical. Este es un proceso con objetivos a corto, mediano y largo plazo, pero nuestra presencia en el gobierno seccional actual garantizaba dar los pasos más sólidos en la construcción de una Nueva Cultura Sindical, de Nuevos Perfiles de Liderazgo, de una verdadera Reforma Educativa y de la recuperación de la certidumbre laboral.

Desde la dirigencia de la Sección 28 demandaríamos a la dirigencia nacional… sí adecuarnos a los tiempos y hacer del SNTE un sindicato moderno, pero sin perder la esencia del sindicalismo verdadero al lado de los Trabajadores y en defensa de nuestra materia de trabajo.

Todo eso pudo haber sido, pero todos sabemos que el hubiera no existe, y para que sea, hay que redoblar esfuerzos y seguir trabajando mucho.

 Entonces… ¿Qué pasó en el Congreso con nuestro Proyecto y cuál es su futuro?

En otras épocas se han creado efervescencias importantes hacia un Congreso de Renovación de la dirigencia de la Sección 28, pero nunca una alternativa había logrado el peso político que alcanzó hoy la Revolución del SNTE por su cantidad de delegados.

Muchos se nos quedaron en el camino por uno o dos votos, o más, pero también es cierto que ganamos en algunos casos por uno o dos votos, o gran diferencia.

Una vez que se realizaron los nombramientos de delegados, el cuadro de concentración a favor de nuestro proyecto contenía 61 nombres con su respectiva delegación y región.


Sin embargo, entre ellos había algunos que ganaron su nombramiento simulando que estaban con el Proyecto de la Revolución y en breve desertaron descaradamente anteponiendo su aspiración personal  (Cada quién sus estrategias, eso es válido, pero de esa forma traicionaron la confianza de sus representados).

Otros por temor a las represalias decidieron participar nada más con su voto a favor de la planilla que en su caso presentáramos, de tal forma que el cuadro se redujo a 49 delegados firmes, a los cuales se sumaron durante las horas del Congreso otros 9 para sumar finalmente 58 delegados dispuestos a integrar la planilla. Sin embargo, no logramos integrarla, debido a que necesitábamos entre 105 y 107 elementos para proponer a los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional, del Comité Seccional de Transparencia, del Comité Seccional Electoral, 4 concejales y de los tres Comités del Fondo de Ayuda Sindical Mutualista.

No debemos soslayar las numerosas muestras de apoyo con su voto (en su caso) de delegados de diferentes regiones, lo cual agradecemos porque eso muestra el importante grado en que permeó nuestro Proyecto y que de haber presentado la planilla los resultados sin duda nos darían una grata sorpresa.

Es importante dejar en claro, que nuestra única posibilidad era presentar la planilla, porque las puertas a cualquier negociación con la dirigencia nacional para hacer efectivo el principio de inclusión fueron cerradas. Con ello debe descartarse el mito de que hubo negociación o venta de intereses, mitos que se crean para confundir y dividir.

Han sido muchos años de esfuerzo de nuestra parte, renunciamos al confort y enfrentamos crisis económicas durante todo ese tiempo y seguiremos sufriendo sus secuelas. Son muchos años de privaciones personales y familiares pero ha valido la pena porque hemos construido una importante fuerza de mentalidades modernas y maduras, con una convicción tan sólida que nada ni nadie hará desviarlos de los objetivos que juntos nos hemos trazado, mucho menos con simples chismes irresponsables.

La realidad está a la luz de todos. No ocupo ningún cargo en el actual Comité Ejecutivo Seccional y con trabajo demostraré mi firmeza en este Proyecto, porque desde las bases continuaré -como siempre- impulsando con determinación la Transformación integral de nuestro Sindicato.

Reconozco que de nuestra parte no fuimos capaces de despertar más conciencias antes del Congreso Seccional, pero de igual forma reconozcan ustedes que nosotros hicimos lo que pudimos hasta el día 16 de septiembre y que la integración de nuestra planilla no estaba en nuestras manos sino en las suyas. Dependía de que ustedes nombraran delegados comprometidos con el Proyecto del cambio durante los días 17 y 18 de septiembre y cuyos resultados ya mencionamos anteriormente.

Asumamos con madurez la parte que nos corresponde, seamos conscientes que algo nos faltó, pero también felicitémonos por lo que sí hicimos y conseguimos en unidad. Ya ganamos y hay que seguir ganando hasta conseguir el propósito.

La representación que tuvimos en el Congreso -sumado a  lo que se nos quedó en las bases- es un capital muy importante del cual debemos partir para iniciar la segunda etapa. Tenemos Proyecto, hay rumbo, hay certidumbre. El futuro de la Revolución del SNTE es prometedor. http://laopiniondegerardocastro.blogspot.mx/2014/09/proyecto-completo-la-revolucion.html

Los convoco a seguir firmes y a elevar la mira, porque en esa medida será el tamaño de nuestra expectativa. #yosoylarevoluciondelSNTE

Los invito a leer la segunda parte de “LO SUCEDIDO EN EL CONGRESO DE LA 28”

Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos:gerardocastroruiz@hotmail.com o gerardocastroruiz@gmail.com

martes, 2 de septiembre de 2014

PROYECTO COMPLETO "LA REVOLUCIÓN INSTITUCIONAL DEL SNTE"


LA REVOLUCION INSTITUCIONAL DEL SNTE

INDICE
1.     
DESCRIPCIÓN _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _4

2.      ANTECEDENTES_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _   5
2.1 Etapas históricas del SNTE_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _    5
2.2 Exigencia Internacional para la Reforma Educativa_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _    8
2.3 Legislaciones previas en materia educativa _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 12
2.4 Caída de Elba Esther Gordillo Morales_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _12

3.      EL SNTE EN EL ESCENARIO NACIONAL_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 13
3.1.Situación Actual del SNTE (Qué SNTE tenemos)_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 14
3.2.El SNTE que queremos_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _  16

4.      DIAGNÓSTICO_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 17

5.      OBJETIVOS GENERALES Y ESPECÍFICOS_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ 19

6.      METAS_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ __ _ _ 20 
6.1.Cerrar el ciclo del “GORDILLISMO”, marcar un parte aguas e iniciar una nueva etapa en la historia del SNTE_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ __ _ _ _   21 
6.2.Construir una nueva Cultura Sindical y una nueva clase de Trabajadores de la Educación_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _   22
6.3.Recuperar la credibilidad, Construir un nuevo perfil de dirigentes y Democratizar los procesos de elección de dirigentes en los ámbitos seccional y nacional_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 23
6.4.Transparentar y rendir cuentas sobre el quehacer sindical y el manejo de los recursos del SNTE_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _25
6.5.Motivar la participación plural de los Trabajadores de la Educación en el aspecto político_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 25

7.      ESTRATEGIAS_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _29
7.1.Construir la propuesta de Renovación del SNTE_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  29
7.2.Realización de Talleres _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _  30
7.3.Reformar los Estatutos_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _32
7.4.Cambiar las prácticas de los procesos de elección de dirigentes en el ámbito seccional_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  33
7.5.Abandonar tabúes, prejuicios, vicios y excesos (Nueva Cultura Sindical) _ 38
7.5.1        La simulación _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _   38
7.5.2        Toma de decisiones (Consensos) _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ 40
7.5.3        Implementar un Sistema de Información eficaz y eficiente_ _ _ _ _ _ _ _ _42

8.      PARTICIPACION POLITICA_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  45
Primeros pasos del Proyecto:  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 46


LA REVOLUCION INSTITUCIONAL DEL SNTE

“Las revoluciones nacen en un callejón sin salida”
(Bertold Brecht)

1.      DESCRIPCION.

La Revolución Institucional del SNTE no es el surgimiento de una nueva expresión sindical ni una invitación a la insurrección o a la división.

Es un proyecto de cambio que concentra una versión de los hechos y acontecimientos externos e internos que envuelven históricamente a nuestro Sindicato y que en la última década lo han colocado en un estado grave enmarcado por un agudo debilitamiento.

Realiza un análisis serio y responsable del SNTE que tenemos, visualiza al SNTE que queremos y resuelve cómo construir al nuevo SNTE.

A partir de su diagnóstico plantea:

·         Cerrar el ciclo del Gordillismo
·         Marcar un parteaguas
·         Iniciar una nueva etapa en la Historia del SNTE.
·         Una transformación Institucional en referencia al SNTE, que es la institución a la que  pertenecemos todos los Trabajadores de la  Educación.

Porque más allá de las fronteras ideológicas, todos tenemos la obligación de defender su autonomía, y su carácter Nacional,  así como compartir el objetivo de su conservación y su fortalecimiento.

Deshecha prejuicios y tabúes que han dañado importantemente a nuestro gremio.

Para lograr la Transformación integral del SNTE y las modificaciones esenciales en el sistema educativo nacional, concentra su mirada y su fuerza en la reconstrucción de la UNIDAD entre dirigentes y sus representados.

Por ello subraya que el cambio no depende del radicalismo vertical que estalla en las bases anárquicamente, tampoco depende solo de la voluntad de la dirigencia nacional, sino que radica en una participación horizontal, simultánea y conjunta en todos los niveles de gobierno sindical.

En su contenido encontramos la Descripción del Proyecto, los   ANTECEDENTES, el ESCENARIO NACIONAL, los OBJETIVOS GENERALES, los OBJETIVOS PARTICULARES, las METAS y las ETRATEGIAS para alcanzar lo que en él se plantea.


2.      ANTECEDENTES.

A lo largo de la historia, hombres y mujeres han vivido en contextos de desigualdad e injusticia, donde el miedo y la amenaza siempre han sido realidades para la mayoría y aún cuando cada forma de organización social con su propia ideología ha buscado un orden y una idea real de justicia, siempre habrá nuevas búsquedas, que por lo general adversan a la ideología que la precede. De este modo, el feudalismo sustituyó al esclavismo y a su vez el capitalismo confrontó al primero. Y así sucesivamente. Todo esto, es parte de la dialéctica humana, confrontar nuevos y viejos esquemas de ordenamiento poniendo en práctica nuevos paradigmas.

La sociedad y quienes la formamos, buscamos siempre mejores niveles de vida. Durante la búsqueda, habrá estancamientos y retrocesos, pero siempre apuntando a la posibilidad del cambio pese a la resistencia del poder. Este, podrá detener la fuerza emancipadora de las masas por medios coactivos o persuasivos, pero no será de manera definitiva y permanente.

Casi por regla general, los procesos de cambio surgen a raíz de una tensión o conflicto social y simultáneamente, emergen y se consolidan nuevas expresiones y nuevos líderes con renovadas luchas, fraguando las fuerzas que promoverán una nueva época.  Por tal razón, es absurdo señalar -como algunos se han aventurado a decir- que con el triunfo coyuntural de la democracia liberal, hemos llegado al fin de nuestros días.

En la medida en la que el sistema sea incapaz de procesar sus contradicciones -sea porque las niegue o porque las mediatice- la violencia tenderá a ser usada como único recurso, tanto de los que bloquean la inclusión (que en si ya es una manera de violentar derechos), como de una parte de aquellos que se saben invisibilizados y nulificados por el mismo sistema. Siempre será preferible enfrentar y procesar los conflictos con mecanismos plurales, transparentes y efectivos que desemboquen en acuerdos de equidad, con responsabilidades compartidas y partiendo en todo momento del reconocimiento de la desigual ubicación de unos y otros en la estructura, en éste caso, en la estructura sindical.

2.1  Etapas históricas del SNTE

El SNTE, como todas las Organizaciones sindicales surge de la necesidad de darle mayor contundencia a las exigencias laborales, sociales, económicas y políticas que en un principio expresaban  grupos aislados de Trabajadores de la Educación, los cuales se fueron agrupando en distintas organizaciones magisteriales a partir de los años 30´s.

Así nació en 1932 la Confederación Mexicana de Maestros (CMM) o Confederación Magisterial de México; en 1934 la Liga de Trabajadores de la Enseñanza (LTE), la Universidad Obrera, la Federación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FNTE); En 1935 se formó el Frente Único Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (FUNTE), que culmina ese año con la creación de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Enseñanza (CNTE); en 1936 gran cantidad de maestros se afiliaron a la recién surgida Confederación de Trabajadores de México (CTM) y con ella nace el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de la República Mexicana (STERM).

Muchos fueron los intentos por unificar a todas las organizaciones magisteriales durante el régimen de Manuel Ávila Camacho pero las ideologías y los intereses eran tan diversos que dificultó ese proceso y en ese marco surgieron otras agrupaciones menores auspiciadas por el clero y la iniciativa privada que eran opositores a la educación pública: El Frente Revolucionario de Maestros (FRM) que después se convirtió en Sindicato Mexicano de Maestros y Trabajadores de la Educación (SMMTE)


De igual forma, en el marco de provocaciones anti magisteriales, enfrentamientos que dividían cada vez más al magisterio y represiones anti estudiantiles surgieron el SNATE, el FRMM, el SMMTE y el SUNTE. 

Sin embargo, fue en el mismo sexenio de Ávila Camacho cuando finalmente se logra el Congreso magisterial unificador, el cual 
se efectúa en la ciudad de México en Diciembre de 1943.


De ese Congreso surge el SINDICATO NACIONAL DE TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN (SNTE) con el Prof. Luis Chávez Orozco al frente, quien no pudo resistir los embates y solo dirigió al Sindicato por espacio de año y medio.

La diversidad ideológica y las pugnas por el poder fueron la constante desde su nacimiento hasta 1949. A esta etapa se le ha denominado en el nuevo libro de la Historia del SNTE: “La Constitución del SNTE y sus primeros años (1943-1949)

En el segundo Congreso Nacional Ordinario realizado en Acapulco Guerrero a principios de marzo de 1949 se elige como Secretario General a Jesús Robles Martínez. A quien se le distingue como encauzador de la institucionalidad del SNTE. Con él inicia una nueva etapa que en el libro “Visión Colectiva de una Profesión: SNTE” se le denomina “ESTABILIDAD, CONSOLIDACIÓN Y DESARROLLO DEL SNTE” (1949-1972).

En ese mismo libro -que representa una nueva versión de la Historia del SNTE- se reconoce enseguida una nueva etapa denominada como “NUEVA ESTRATEGIA SALARIAL Y PARTICIPACIÓN POLÍTICA DEL SNTE” (1972-1989). Fue precisamente en 1972, siendo Secretario General Eloy Benavides Salinas, cuando estalla “Vanguardia Revolucionaria” encabezada por Carlos Jonguitud Barrios, tomando por la fuerza el edificio del SNTE el 22 de septiembre de ese año.


La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) nace durante esta etapa que también se le llamó “Vanguardismo” o “Jonguitudismo” y la cual  culminó en 1989 con la llegada de Elba Esther Gordillo Morales respaldada por el entonces Presidente de México, Carlos Salinas de Gortari.

Con la idea de reducir las presiones de la CNTE durante el “Gordillismo”, desde el Gobierno se impulsó el Proyecto del Nuevo Modelo Sindical que encabezó Elba Esther Gordillo en su carácter de Secretaria General. Su espíritu fue establecido   en la nueva norma estatutaria que resultó de  la reforma realizada en febrero de 1992.

Con ello se logró la participación de la diversidad ideológica. Hay que recordar que la doctrina Jonguitudista (Vanguardia Revolucionaria) pretendió homogenizar el pensamiento ideológico de los trabajadores, lo que no daba cabida a un pensamiento distinto.

Con los nuevos estatutos se abrió paso a la inclusión, la tolerancia, la pluralidad y la representación proporcional y con esto la vida interna del SNTE dio el viraje. Gracias a ello la oposición formó parte de los Órganos de Gobierno Sindical. De igual forma se estableció el voto directo y secreto para la elección de dirigentes delegacionales y representantes de CT.

Se desterró el voto de calidad que daba quien presidía una asamblea delegacional a favor de uno de los candidatos contendientes en caso de empate. Hoy se tiene que hacer una nueva ronda de votación para que sean los propios trabajadores quienes por mayoría elijan a su representante.

Surgieron nuevas figuras entre los órganos de gobierno sindical como el Comité Nacional y Seccional de Fiscalización, Transparencia y Rendición de Cuentas. El Comité Nacional y Estatal de Acción Política constituidos de manera plural, el Congreso Nacional y Seccional de Educación, el Comité Nacional y Seccional de Vigilancia y el Comité Nacional y Seccional Electoral. Además de algunas modificaciones en los órganos ya existentes como la Constitución de los Comités Ejecutivos Nacional y Seccionales.

Se construyó un brazo político del SNTE con el Partido Nueva Alianza, lo que la mayoría de los trabajadores de la educación no ve con buenos ojos porque aún no sienten reflejados algunos beneficios, sin embargo, hay sobradas razones para decir categóricamente  que es un patrimonio importante que la dirigencia de Elba Esther heredó al SNTE y que mediante el cual se pueden lograr cosas muy interesantes que favorezcan al gremio magisterial.

Alrededor de los años 90´s los salarios del gremio magisterial estaban por los suelos. Estuvimos a punto de ser pagados como un jornalero, pues los maestros llegamos a tener un salario equivalente a 1.5 salarios mínimos.

Esa situación se pudo remontar gracias a lo que se estableció en el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal (ANMEBN) que contempla la Reorganización del Sistema Educativo con mayores responsabilidades para los gobiernos estatales, la Reformulación de los Contenidos y Materiales Didácticos, la Formación del Maestro,  la Actualización, Capacitación y Superación del Magisterio, un Salario Profesional equivalente a entre 3.5 y 4 salarios mínimos y Carrera Magisterial como una estrategia para estimular la Calidad de la Educación a la par del  crecimiento económico de manera horizontal, entre otros aspectos. El establecimiento de este programa fue un acierto como estrategia para mejorar horizontalmente los salarios de los docentes y avanzar en la calidad de la educación. Carrera Magisterial dio la posibilidad de crecer rebasando con mucho los topes de incrementos salariales a diferencia del resto de los gremios.

Antes de su establecimiento solo había dos vías para el crecimiento salarial: La Negociación salarial que está sujeta al índice inflacionario que establece el Banco de México; y el ascenso de categoría (Subdirector, Director, Supervisor, etc).
Pero además, gracias al  ANMEBN se formaliza una doble negociación salarial, la Nacional y la Local: La primera que revisa los incrementos salariales y prestacionales, así como el mejoramiento laboral, profesional, social y educativo. La segunda añade logros prestacionales, laborales, sociales y educativos.

La negociación Local permitió acuerdos con los Gobiernos estatales en rezonificación y diversas prestaciones que le dieron mayor ingreso al trabajador.

Durante el “Gordillismo” también el SNTE construyó una propuesta educativa a través de 5 Congresos Nacionales de Educación y 3 Encuentros Nacionales de Padres de Familia y Maestros.

Sin embargo, los intereses económicos internacionales y nacionales, enemigos de la educación pública realizaron una campaña negra en contra de la dirigencia del SNTE y del desempeño de los maestros, apoyados en los resultados de las pruebas EXCALE y ENLACE, aplicadas por el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), además de las evaluaciones que realizan en el terreno internacional, la Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial (BM), la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), y el Laboratorio Latinoamericano de la Evaluación de la Calidad de la Educación (LLECE), entre otros, con el propósito de inspeccionar los sistemas educativos del mundo a efecto de comparar sus métodos, analizar los logros y visualizar e instrumentar los cambios que requieren.

2.2  Exigencia internacional para la Reforma Educativa.

En el año 2000 arranca el Programa Internacional para la Evaluación de estudiantes de la OCDE (PISA) http://www.oecd.org/pisa/pisaenespaol.htm, el cual tiene por objeto evaluar hasta qué punto los alumnos cercanos al final de la educación obligatoria han adquirido algunos de los conocimientos y habilidades necesarios para la participación plena en la sociedad del saber y esta se aplica cada tres años en las Áreas de Matemáticas, lectura y ciencias.

En cada año se enfatiza sobre una de las tres áreas: Así se enfatizó la lectura en 2000, las matemáticas en 2003 y las ciencias en 2006, en el 2009 lectura, 2012 matemáticas y 2015 será ciencias.

Los resultados para México en cada una de las 5 evaluaciones que se han realizado son los siguientes:

En el informe 2000 http://www.oecd.org/pisa/39817007.pdf  México obtuvo 387 puntos en matemáticas, 422 en lectura y 422 en ciencias, todos los resultados por debajo del promedio de 500 de la OCDE.

En el informe 2003 http://www.oecd.org/pisa/39732493.pdf seguimos deficientes, México obtuvo 385 puntos en matemáticas, 400 en lectura y 405 en ciencias. Fue a la baja respecto a los resultados del año 2000.

En 2006 http://www.oecd.org/pisa/39732471.pdf México obtuvo 406 puntos en matemáticas, 410 en lectura y 410 en ciencias. Aunque continúa por debajo de la media, se destaca su avance en matemáticas respecto del 2000 y 2003.

En 2009 http://www.otecas.com/pisa.pdf México obtuvo 419 puntos en matemáticas, 425 en lectura y 416 en ciencias. Este año fue a la alza en cada una de ellas pero sus resultados siguen siendo deficientes.

Para el 2012, México se impuso como meta 435 puntos tanto en matemáticas como en lectura, sin embargo, el informe de ese año http://www.mecd.gob.es/dctm/inee/internacional/pisa2012/presentacionpisa2012.pdf?documentId=0901e72b81787b13 pone a México como uno de los peores evaluados. Se ubica en lugar 53 de 65 en el área de “Matemáticas”, con una calificación promedio de 413 puntos (en una escala de 0 a 1,000); superando a países latinoamericanos como Uruguay (409 puntos), Costa Rica (407), Brasil (391) y Perú (368); pero muy por debajo de las naciones y regiones asiáticas que encabezan en el ranking, como Shanghai, China (613 puntos), Singapur (573), Hong Kong (561), China Taipéi (560) y Corea del Sur (554 puntos).

En lectura México se sitúa en la posición 52 de 65 con una calificación promedio de 424 puntos, por encima de países de América Latina como Uruguay (411 puntos) y Brasil (410), pero debajo de Chile y Costa Rica (ambos con 441 puntos).  y 416 en ciencias.

México fue superado por más de 100 puntos (de una escala de 1,000) por los países y regiones en la parte más alta de este ranking: Shanghai, China (570 puntos); Hong-Kong, China (545); Singapur (542); Japón (538) y Corea del Sur (536 puntos).

En “Ciencias”, los estudiantes mexicanos evaluados obtuvieron una calificación promedio de 415 puntos, con lo que el país se coloca en la posición 55 de 65 en este rubro, superando a países latinoamericanos como Argentina (406 puntos), Brasil (405), Colombia (399) y Perú (373 puntos).

México está 165 puntos por debajo de Shanghai, China, que encabeza el ranking con 580 puntos; le sigue Hong-Kong con 555 puntos; luego Singapur con 551; Japón con 547 y Finlandia con 545 puntos.

En el marco del acuerdo México-OCDE, el gobierno federal y el SNTE -entre otros actores- firmaron el 8 de agosto del 2002 el Compromiso Social por la calidad de la Educación http://www.observatorio.org/pdfdocs/comun082.pdf, el 16 de mayo del 2008 la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE) file:///C:/Users/Gerardo/Downloads/Alianza_calidad_educacion_docto74%20(2).pdf a través de la cual se concursaban las plazas docentes de nuevo ingreso, el 25 de mayo del 2011 firmaron los Nuevos Lineamientos de Carrera Magisterial http://www.sep.gob.mx/work/models/sep1/Resource/2241/1/images/LINEAMIENTOS_GENERALES_2011.pdf y el 31 de mayo de 2011, el “Acuerdo para la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio de Educación Básica” http://www.evaluacionuniversal.sep.gob.mx/acuerdo.pdf con la cual se pretendía evaluar a los maestros para mejorar su desempeño a partir de un diagnóstico.

Acuerdo de cooperación México-OCDE para mejorar la calidad de la educación de las escuelas mexicanas  http://www.oecd.org/edu/school/46216786.pdf

La Organización para la Cooperación  y el Desarrollo Económico (OCDE)  es un foro donde los gobiernos trabajan conjuntamente  para afrontar los retos económicos, sociales y medioambientales que plantea la globalización.

La OCDE está a la vanguardia para ayudar a los gobiernos a entender y responder a los cambios y preocupaciones del mundo actual, como el gobierno corporativo, la economía de la información y los retos que genera el envejecimiento de la población. La Organización ofrece a los gobiernos un marco en el que pueden comparar sus  experiencias políticas, buscar respuestas a problemas comunes, identificar buenas prácticas y  trabajar en la coordinación de políticas nacionales e internacionales.

La publicación de la OCDE, Establecimiento de un marco para la evaluación e incentivos docentes: Consideraciones para México (2011) http://www.oecd.org/edu/school/48599568.pdf, examina tanto el diseño como la implementación gradual de políticas eficaces en torno a la evaluación e incentivos docentes y presenta una estrategia amplia de políticas públicas para el proceso de reforma educativa en México junto con sus publicaciones hermanas, Mejorar las escuelas: Estrategias para la acción en México (2010)  (elaborado por el Consejo Asesor de la OCDE
sobre Gestión Escolar y Política Docente en México) http://www.dgespe.sep.gob.mx/public/gt-en/8-nov-2010/Mejorar%20escuelas%20estrategias%20M%C3%A9xico.pdf y Evaluación y reconocimiento de la calidad de los docentes: Prácticas internacionales editado por Susan Sclafani para la OCDE (2009) http://browse.oecdbookshop.org/oecd/pdfs/product/8709034e.pdf. Como parte de este esfuerzo, también se actualizó y tradujo material referente a modelos de valor agregado: La medición del aprendizaje de los alumnos: Mejores prácticas para evaluar el valor agregado de las escuelas (OCDE, 2010). http://www.oecd.org/edu/school/47871357.pdf

La publicación Mejorar las escuelas: estrategias para la acción en México tiene como objetivo ayudar a las autoridades educativas en México, y a las de otros países miembros de la OCDE, a fortalecer sus sistemas educativos. El informe se enfoca en las políticas públicas para optimizar la enseñanza, el liderazgo y la gestión escolar en las escuelas, con el fin de mejorar los resultados de los niños en educación básica.

Esta publicación desarrolla un marco comparativo de los factores clave de la política pública en escuelas y sistemas escolares exitosos, y lo adapta al contexto y la realidad en México.

 Al poner el éxito de las escuelas y los estudiantes mexicanos en el centro del diseño de política educativa, las quince recomendaciones de este informe establecen una agenda práctica de la política con el fin de que las escuelas, directores y docentes reciban un mayor apoyo para realizar sus tareas en México.

Las recomendaciones de la OCDE proponen lo siguiente:

• Reforzar la importancia del papel que juegan los docentes; determinar estándares  claros de la práctica docente; garantizar programas de formación inicial docente (ITP,  por sus siglas en inglés) de alta calidad; atraer mejores candidatos; profesionalizar  la selección, contratación, y evaluación de docentes; y vincular a los docentes y su  desarrollo profesional de forma más directa con las necesidades de las escuelas.

• Redefinir y apoyar un liderazgo y una gestión escolar de excelencia; consolidar  el papel de los directores escolares fijando estándares claros: proporcionando  formación, selección y contratación profesionales, facilitando una autonomía  escolar con estructuras de apoyo, y garantizando la participación social. Las escuelas  también necesitan tener una fuente de financiamiento estable que responda a sus  necesidades específicas.

La OCDE propone mejorar el desempeño de los estudiantes a través de:

Mejor enseñanza

Mejores escuelas

Y mediante las siguientes 15 recomendaciones propone una estrategia de acción que busca dar más apoyo a las escuelas, directores y docentes para mejorar los resultados de las escuelas y los estudiantes.

Definir la enseñanza eficaz:
Atraer mejores candidatos docentes:
Fortalecer la formación inicial docente:
Mejorar la evaluación inicial docente:
Abrir todas las plazas docentes a concurso:
Crear periodos de inducción y prueba:
Mejorar el desarrollo profesional:
Evaluar para ayudar a mejorar:
Definir un liderazgo escolar eficaz:
Profesionalizar la formación y el nombramiento de directores:
Construir capacidad de liderazgo instruccional en las escuelas y entre ellas:
Incrementar la autonomía escolar:
Garantizar el financiamiento para todas las escuelas:
Fortalecer la participación social:
Guía para la implementación:

Además de algunas otras recomendaciones:

El marco de política pública para implementar las reformas educativas:
La importancia de los resultados de los estudiantes:
Evaluación equitativa del valor agregado de las escuelas:
Evaluación de los docentes para la rendición de cuentas y la mejora:
Incentivos y estímulos para los maestros en servicio:
Continuar fortaleciendo la información y la rendición de cuentas:

Aquí se aprecia la exigencia de una Reforma Educativa: La reforma educativa es demasiado importante para el futuro de México como para dejar solos a los educadores en esta tarea. El Consejo Asesor de la OCDE considera urgente la creación de una “coalición orientadora” que incluya a los líderes políticos y universitarios, a los líderes del sector privado y de la sociedad civil. La coalición debe impulsar estas reformas en la arena pública y hacerse cargo de su defensa para obtener el financiamiento adecuado y equitativo, así como exigir que los actores clave de la educación rindan cuentas de los resultados.

2.3  Legislaciones previas en materia educativa:

Número 3250-VII, jueves 28 de abril de 2011:

Que reforma los artículos 12, 29 y 30 de la Ley General de Educación, con el propósito de que el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación sea una institución con autonomía de gestión, personalidad jurídica y patrimonio propio.

Número 3373-I, jueves 20 de octubre de 2011:

Minuta de la Cámara de Senadores con proyecto de decreto, que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Educación sobre la evaluación del desempeño de los docentes

Número 3411-II, martes 13 de diciembre de 2011:

Dictamen con proyecto de decreto que reforma y adiciona los artículos 12, 13 y 20 de la Ley General de Educación, se coincide en la necesidad de establecer procesos de evaluación del desempeño docente que permitan apreciar aspectos específicos en los que es necesario fortalecer las acciones formativas

Número 3457-IV, jueves 23 de febrero de 2012:

Que reforma el artículo 21 de la Ley General de Educación. Evaluación e incentivos docentes

Número 3492-VI, martes 17 de abril de 2012:

Que reforma los artículos 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y 12, 29 y 31 de la Ley General de Educación; y expide la Ley del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación.

2.4  Caída de Elba Esther Gordillo Morales

Elba Esther Gordillo construyó un gran imperio sindical, sin embargo, se pueden mencionar cinco factores principales que debilitaron su liderazgo: Su larga permanencia frente al SNTE, los señalamientos de enriquecimiento ilícito que nunca pudo revertir y que finalmente fue la justificación para su encarcelamiento, la falta de Transparencia y la Rendición de cuentas, la Reforma a la Ley del ISSSTE que no ha visto las mejoras prometidas a pesar del incremento en las aportaciones de los trabajadores, y la permanente campaña de Mexicanos Primero culpándola de los males del sistema educativo, lo  que desembocó en una Reforma Educativa que generó el descontento de los agremiados.

El 10 de diciembre del 2012 Enrique Peña Nieto presentó la Iniciativa de Reforma Educativa.
El 19 de diciembre se realizó la XXXV Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional convocada por Gordillo. Ahí se construyó un pronunciamiento en rechazo a algunos términos de la Reforma que ponían en riesgo la certidumbre laboral del gremio magisterial.

El 20 de diciembre fue aprobada la Reforma por la cámara de diputados y el 21 por los senadores para después ser enviada para su aprobación en los Congresos Locales.

Entre enero y febrero, el magisterio nacional manifestó su inconformidad contra algunos términos de la Reforma Educativa de manera pacífica.

El 16 de enero del 2013 la Reforma fue aprobada por más de la mitad de los Congresos Locales.

El 25 de febrero del 2013 fue declarada constitucional y publicada al siguiente día en el Diario Oficial de la Federación.

El 26 de febrero Elba Esther Gordillo es aprehendida por la PGR por cargos ilícitos.

El 28 de febrero, Juan Díaz de la Torre toma protesta en sustitución de Elba Esther Gordillo en el marco de la XXXVI Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional.

El 10 de septiembre del 2013, Peña Nieto promulgó la reforma a la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente.

En las primeras semanas de marzo del 2013 se culminó con el proceso de la Armonización de las Leyes Estatales con excepción de Oaxaca. Durante todo ese tiempo se percibió el descontento de un número considerable de Trabajadores de la Educación.


3.      EL SNTE EN EL ESCENARIO NACIONAL

En México, la representación de la democracia y la crisis que atraviesa en los diferentes sistemas, es un hecho incuestionable. Actualmente, en el magisterio se afrontan matices impresionantes en la erosión de la confianza puesta en  los actores del escenario sindical.

La efervescencia del magisterio sigue tiñendo el mapa nacional a pesar de los bloqueos del propio Sindicato. La esperanza de un cambio trascendente que altere la inequidad, está latente en el plural y heterogéneo tejido magisterial mexicano.

Las coyunturas actuales han sido parte clave y han acelerado la maduración de conciencias emancipadoras a lo largo y ancho del país; sin embargo, el cambio social y sindical no es automático ni lineal, pero sería incongruente no percartarse de las variables que condicionan la emergencia de dicho cambio. De ahí, la necesidad de dejar de ser individuos para convertirnos en sujetos colectivos, y sumarnos en un proyecto común que permita combatir, en unidad, el debilitamiento y fragmentación de nuestro Sindicato.

En nuestras filas, siempre existirá una franja que asume la necesidad de un cambio de raíz en la estructura sindical, pero es importante mencionar, que el cambio profundo o radical no necesariamente implica un cambio violento, pero si la clase dominante recurre a la represión como mecanismo de contención de las demandas, se corre bastante riesgo al respecto.

3.1  Situación actual del SNTE (Qué SNTE tenemos)

Analizar el estado de cosas desde una postura autocrítica arroja conclusiones que le duelen a cualquiera y molesta a muchos otros, sin embargo, es necesario desprendernos de prejuicios para obtener el pulso de la realidad que se vive.

Desde esa perspectiva, seguramente en este análisis encontraremos puntos que nos causen dolor, tristeza o coraje, porque nadie que tenga la más alta identidad institucional, quisiera ver, leer o escuchar la crisis por la que nuestro gremio atraviesa.

Los discursos gremiales y/o públicos en voz de los dirigentes son justificados aún cuando no correspondan a la realidad que se vive interna y externamente. El SNTE debe ser descrito públicamente desde sus fortalezas, como un SNTE unido y democrático. Estos posicionamientos públicos son entendibles, porque por un lado es estratégico hablar de un SNTE vigoroso en esos espacios y por otro lado, se vería muy mal a un dirigente hablando públicamente de las debilidades del gremio que conduce.

Sin embargo, igual de estratégico y saludable es tener el pulso de la situación que prevalece en el SNTE, por lo que se deben de generar los espacios horizontales para revisarnos responsablemente al interior, en casa,  en familia, porque las decisiones cupulares no siempre marcarán el rumbo correcto, y eso, de ninguna manera es lo más saludable.

Si tomamos decisiones a partir de un diagnóstico equivocado, nuestras decisiones estarán igualmente equivocadas y la dimensión del problema se multiplicará.

Por ello, no sería correcto ver a un  SNTE solo desde sus debilidades, pero tampoco es correcto no reconocerlas y hablar solo de fortalezas. Ambos puntos de vista tendrían un diagnóstico falso.

Para saber realmente en qué condiciones se encuentra el SNTE que tenemos, es necesario hacer un análisis muy objetivo, integral, desde sus fortalezas, pasando por sus debilidades y visualizando sus retos y sus amenazas.

Contrario a lo que algunos piensan y a pesar de que el debilitamiento parece no tener fin, el SNTE aún cuenta con fortalezas importantes de las cuales se puede partir para su reconstrucción.

Fortalezas que le dan un impresionante peso específico y político que debieran ser capitalizadas en el mejoramiento de las condiciones de los Trabajadores y la defensa de nuestra materia de trabajo.

Entre las fortalezas destacan su carácter Nacional, sus Órganos de Gobierno, su estructura, sus recursos económicos, su Patrimonio sindical, sus recursos humanos, su diversidad ideológica, nuestra historia gremial, la vinculación social y política, y el nivel educativo. 

Pero desafortunadamente su carácter Nacional, sus Órganos de Gobierno, su codiciada  estructura, sus enormes recursos económicos, su grandísimo Patrimonio sindical y sus envidiables recursos humanos han sido utilizados en fines ajenos a los intereses de los Trabajadores, como las Alianzas con los partidos políticos y los gobiernos en turno a cambio de cargos en la función pública y de representación popular, lo cual, opuesto a lo que se ha dicho y se sigue diciendo, no ha repercutido en beneficios para el colectivo, sino en beneficios personales, familiares y elitistas.

Por otro lado, la diversidad ideológica, nuestra historia gremial, la vinculación social y política y el nivel educativo  darían mayor riqueza al SNTE, pero desafortunadamente se han desaprovechado.

A pesar de todo y aunque sean pocas, las fortalezas se deben valorar, porque ese disminuido tesoro es la base para nuestra transformación.

Es más saludable partir del SNTE que tenemos, partir de las pocas fortalezas que nos quedan que empezar de nada. Porque a pesar de la resistencia de ir a una Revolución profunda de nuestro gremio, mientras el SNTE exista, vive la esperanza de construir un SNTE mejor.

Lamentablemente, por cantidad, así como por sus implacables efectos, en la balanza pesan más las debilidades que las fortalezas. Sus repercusiones han sido tan nocivos al grado que algunas fortalezas del ayer, hoy son debilidades.

Entre las debilidades destacan los liderazgos morales, la vulnerabilidad de la autonomía sindical, falta de credibilidad en los dirigentes, los procesos de elección de dirigentes, el Roll de los dirigentes, la crisis de liderazgo, la falta de consensos, la exclusión, la simulación, la cultura del silencio, el falso concepto de la institucionalidad, la intolerancia, falta de transparencia, no existe un sistema de comunicación eficaz, el retroceso en algunas conquistas y el estado de ánimo en los Trabajadores por las repercusiones de la Reforma  a la Ley del ISSSTE, así como las de la Reforma Educativa.

El SNTE está marcado por etapas de liderazgos morales que en sus inicios significaron nuevas esperanzas y que ciertamente algunas conquistas fueron su sello, pero también es cierto que durante su permanencia se crearon muchos vicios, excesos y vacíos que les fueron restando credibilidad y esto se ha venido agudizando día a día.

La credibilidad está tan agotada que la mayoría de los Trabajadores ve con recelo  todo lo que hoy venga de la dirigencia. Hay tanta desconfianza y agravio, que sospechan que lo que emane de la dirigencia se trata de un nuevo engaño y es para afectarlos.

Los procesos de elección de dirigentes de los órganos de gobierno seccional y nacional perdieron toda credibilidad y legitimidad.

Los trabajadores se sienten abandonados por sus dirigentes y los ven más del lado del patrón.

Hay una crisis de liderazgo, la filosofía sindical de los dirigentes nunca se conoce antes de ser electos, por esa razón llegan sin el aprecio y sin el respaldo del colectivo.

La autonomía que constitucionalmente debe respetarse en los Sindicatos ha sido mancillada en varias ocasiones, porque sin la opinión y la participación de los Trabajadores, la mano del Gobierno ha quitado y puesto a los dirigentes que han encabezado las diversas etapas en la Historia del SNTE.

El uso indebido de las millonarias cuotas sindicales al servicio personal y familiar de la única lideresa del SNTE, abuso de confianza que es indispensable que sea aclarado por su sucesor y que sigue siendo una deuda pendiente, recrudeció la falta de transparencia en el manejo de los recursos del SNTE.

Los principios democráticos como la inclusión, tolerancia y la pluralidad solo le dan cuerpo a los discursos pero en la práctica no se ejercen.

Se ha practicado con mucha dureza el falso concepto de la Institucionalidad, el cual se ha entendido como sumisión y silencio.

Entre los retos y las amenazas destacan: Blindar las fortalezas, convertir las debilidades en fortalezas, mantener su carácter nacional, recuperar su carácter unitario, hacer valer la autonomía sindical, su reconstrucción, la construcción de una nueva cultura sindical, una nueva escuela sindical, la construcción de liderazgos (cuadros sindicales), lograr la UNIDAD gremial, democratizar los procesos de elección de dirigentes, recuperar la credibilidad, un sistema eficaz de transparencia, los consensos en la toma de decisiones, ejercer la tolerancia, la inclusión y la pluralidad; devolver la paz social y laboral, reivindicar la lucha magisterial, una nueva relación con el gobierno, la revaloración social y política del maestro, la defensa de la escuela pública de calidad. 

Ese es el SNTE que tenemos, con más debilidades que fortalezas, en un estado de continuo debilitamiento y con grandes retos y amenas por enfrentar.

3.2  El SNTE que queremos.

Los reclamos que el magisterio nacional ha manifestado desde hace varios años, visualizan y describen al SNTE que queremos y nos merecemos los Trabajadores.

Queremos un SNTE renovado, congruente con el espíritu que dio vida a los Sindicatos, como el instrumento  de lucha de los trabajadores y para los Trabajadores, con decisión propia, que ponga un alto a la intervención del Gobierno en los asuntos que solo competen a sus agremiados, con certidumbre social y laboral, con  liderazgo gremial, social y político.

Con la fuerza que da el carácter Nacional y Unitario, blindado por su UNIDAD contra los efectos de los retos y amenazas.

Abrazado por una Nueva cultura sindical, por una nueva clase de Trabajadores de la educación y con nuevos perfiles de liderazgo.

Fortalecido por esa UNIDAD que da la contundencia necesaria para lograr el éxito en las exigencias gremiales,  con dirigentes legítimos emanados de procesos democráticos y respaldados por una participación más amplia de los Trabajadores en dichos procesos.

Un SNTE con una creciente demanda por el mejoramiento de las condiciones de vida, en defensa de la materia de trabajo del colectivo y la autonomía sindical.

Un SNTE que escuche la diversidad ideológica y se nutra de ella. Un SNTE donde los principios democráticos de la pluralidad, la tolerancia y la inclusión sean una práctica real.

Un gremio Institucional, entendida la institucionalidad como el más alto compromiso de defender y fortalecer al SNTE que es la Institución a la que pertenecemos y que por lo tanto se vale disentir y debatir para mejorarnos.

Un SNTE que erradique la cultura sindical que tanto daño ha hecho y ponga en práctica una real  transparencia y rendición de cuentas.

Un SNTE dinámico, bien informado, con una estrecha relación entre dirigentes y representados, que erradique el culto a la personalidad y el revanchismo político.

4.      DIAGNÓSTICO

Si consideramos las fortalezas, las debilidades, los retos y las amenazas podemos encontrar muchas razones sobre su debilitamiento, pero todo eso tiene su origen en tres  causas fundamentales:

A una cultura sindical basada en el silencio, la sumisión, prejuicios y tabúes para mantener el control gremial;  al perfil de los actuales dirigentes y a la ambición desmedida de grupos en el poder que quieren a la Educación como negocio.

La amenaza -como estrategia- para mantener sometido y callado al gremio ha alimentado en los trabajadores los temores del revanchismo político durante décadas, pero paulatinamente los miedos están siendo superados por la desilusión, la desesperanza, el agravio y el coraje, lo que ha abierto una brecha entre dirigentes y representados, la cual cada vez se hace más amplia.

La regla “Institucional” es callar y obedecer, pero si acaso se habla, debe ser para el culto a la personalidad, para la alabanza al jefe, para felicitar, ratificar y hasta agradecer las decisiones cupulares aunque estas vayan en contra de los derechos de los trabajadores.

Cualquier desacuerdo es considerado como un intento de división y en contra del SNTE. Si no piensas como yo, si discutes mis decisiones, si manifiestas cualquier inconformidad, si no estás conmigo, entonces no eres “Institucional”, eres disidente.

Todo aquél que tiene el estigma de disidente, sufre el revanchismo político, el acoso laboral y la limitación de beneficios que se otorgan bajo el criterio del sometimiento, como los préstamos del ISSSTE, préstamos de las cajas de ahorros, plazas, interinatos para familiares, etc.

Ese es el concepto de la “Institucionalidad” impuesto y practicado por los dirigentes. De esa forma se ha amenazado al grueso del magisterio, por ello, lejos de ver a los dirigentes como sus aliados, los ven como sus enemigos y el estado temeroso en el que se mantiene el colectivo no permite que su gran potencial sea aprovechado para una óptima evolución de nuestro gremio.

En esa cultura hemos transitado y es una de las principales causas de esta aguda crisis en la que nos encontramos.

Pero por otro lado, igual de nocivo es el perfil de dirigentes que se construyó en una escuela sindical que fue importante para su tiempo pero que sus prácticas hoy resultan obsoletas, enardecen cada vez más al gremio y alimentan el divisionismo.

Una dirigencia que se ve más cercana al gobierno que de sus bases, que cada vez se va quedando más sola y sin poder de convocatoria.

Liderazgos de cristal que no solo están distanciados de imaginarios seguidores, sino confrontados, y lo que es peor, asfixiados por algunas concesiones patronales, por lo que su incierta permanencia pende exclusivamente de su estado simbiótico con el Gobierno.

Eso lo convierte en un líder frágil y por ello resulta sumamente fácil que una vez que estorbe a los altos intereses sea desechado por la mano del Patrón y suplido por un liderazgo sin la legitimación del gremio.

Una Organización sindical dividida representa un blanco fácil para los voraces intereses neoliberales. El SNTE no escapó a ello y durante muchos años sus dirigentes y los docentes hemos sufrido una negra campaña de desprestigio y denostación que no ha terminado y sigue influyendo importantemente en la clase política y la sociedad, al grado de realizar una Reforma Educativa que se sustenta en gran parte en el desempeño de los maestros, que castiga su permanencia y olvida la mayoría de los factores que influyen en la calidad educativa. Hecho que agudizó la desilusión, la incredulidad, el coraje y la confrontación en el gremio.

Basado en todo lo anterior y con el propósito de lograr el SNTE que queremos y nos merecemos en el marco del actual escenario mundial y nacional, el Proyecto de la Revolución Institucional del SNTE plantea los siguientes objetivos generales, objetivos particulares, metas y estrategias:

5.      OBJETIVOS GENERALES Y ESPECÍFICOS

5.1  OBJETIVOS GENERALES:

·         Transformar integralmente al SNTE.

·         Defender la Educación Pública de calidad.


5.2  OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

·         Conservar su carácter Nacional

·         Recuperar su carácter Unitario.

·         Reconstruir la UNIDAD en el SNTE.

·         Fortalecer al SNTE.

·         Impulsar una reforma Educativa Integral.

Debemos admitirlo, actualmente el SNTE tiene más debilidades que fortalezas, a lo que se le suman los retos y las amenazas por enfrentar, por lo que su Transformación Integral para alcanzar la fortaleza que garantice la defensa, como el crecimiento de los derechos de los trabajadores y de nuestra Materia de Trabajo es urgente.

La Educación Pública es la razón de la existencia del SNTE, su privatización significa el fin de nuestra Organización sindical y por ende nuestras garantías como trabajadores se extinguen a la vez.

Por ello es muy importante continuar impulsando una Reforma Educativa que atienda y resuelva las necesidades elementales del Sistema Educativo Mexicano; que considere a todos los actores y factores que inciden en una educación pública de calidad; una Reforma de fondo, estructural, la que niños y jóvenes merecen; una Reforma que fortalezca los preceptos de la laicidad, de la gratuidad, de la obligatoriedad y de la democracia; la Reforma que México necesita.

Es imperativo ratificar nuestra demanda por una profunda reforma educativa de calidad y excelencia. Una reforma estructural que destierre la inequidad educativa y la desigualdad social, que reduzca la brecha científica y tecnológica con otras naciones, que cree condiciones para un crecimiento económico con justicia, bienestar y oportunidades iguales para todos los mexicanos, que haga de la educación la garantía genuina de un mejor futuro personal, familiar y comunitario para todos los mexicanos, pero que además, devuelva la certidumbre laboral a los trabajadores.

El carácter Nacional es una de las grandes fortalezas con las que aún cuenta el SNTE, por lo tanto, su conservación debe ser una de las grandes prioridades. Sin embargo, el carácter UNITARIO que se logró con la unificación de las diversas organizaciones magisteriales en diciembre de 1943 se perdió y actualmente vamos en sentido inverso, porque de las filas del SNTE han emigrado miles de trabajadores para conformarse en otros sindicatos magisteriales.

Aún cuando la Negociación Salarial la sigue encabezando el SNTE a nombre de dichas organizaciones, no se puede soslayar que la división política en el magisterio se hace patente con las diversas representaciones conformadas en los últimos años.

Recuperar el UNITARISMO no es tarea fácil, sin embargo, lograrlo es esencial para encausar con mayor fuerza nuestras demandas gremiales.

La UNIDAD es la fortaleza más preciada y anhelada de toda organización, en ella se sustentan sus conquistas y su blindaje ante los retos y las amenazas. Por ello debemos recuperarla reduciendo hasta su máxima expresión el distanciamiento que se generó entre representantes y representados.

Una Organización dividida es blanco fácil para los intereses leoninos y los enemigos de su materia de Trabajo.


6.      METAS:

·         Cerrar el ciclo del Gordillismo

·         Marcar un parteaguas

·         Iniciar una nueva etapa en la historia del SNTE

·         Construir una Nueva Cultura sindical.

·         Construir una nueva clase de Trabajadores de la Educación.

·         Recuperar la credibilidad.

·         Construir un nuevo perfil de dirigentes.

·         Democratizar los procesos de elección de dirigentes en los ámbitos seccional y nacional.

·         Transparentar y rendir cuentas sobre el quehacer sindical y el manejo de los recursos.

·         Motivar la participación plural de los Trabajadores de la Educación en el aspecto político.

6.1  Cerrar el ciclo del “Gordillismo”, marcar un parteaguas e iniciar una nueva etapa en la historia del SNTE.

Las diversas etapas del SNTE las ha marcado la intervención del gobierno Federal, incluso su nacimiento. Lo cual es grave y criticable, pero debemos reconocer que esa es la realidad histórica que se ha vivido y a partir de ella debemos continuar el camino, como antes lo hemos hecho.

A finales de los 80´s, el ex dirigente Nacional Carlos Jonguitud Barrios no entendió que Carlos Salinas de Gortari, entonces Presidente de la República, le estaba pidiendo que se retirara de la dirigencia del SNTE y saliera por la puerta grande. Su intransigencia de continuar al frente de nuestro Sindicato obligó la intromisión del gobierno federal  en asuntos que solamente competen al gremio magisterial. Fue así cómo nuestra inmaculada autonomía fue avasallada y ni el apoyo de las mayorías magisteriales con las que sí contaba Carlos Jonguitud pudo salvarlo.

En un santiamén todos los Secretarios Generales de las Secciones sindicales del país fueron acuartelados por el gobierno federal para evitar toda estrategia a favor del ex líder sindical. De esta forma se dio fin al líder vitalicio.

Igual que Carlos Jonguitud Barrios, Elba Esther Gordillo Morales llega de la mano del Gobierno Federal a la dirigencia nacional del SNTE, sin embargo en sus discursos siempre habló apasionadamente de la defensa de nuestra autonomía sindical. Al parecer, olvidó que la causa de su arribo fue precisamente violando lo que tanto defendió en su discurso.

Después de 23 años al mando del SNTE y a pesar de su poderío político, Gordillo se encontró en las mismas condiciones de Carlos Jonguitud Barrios, estorbó a los intereses del poder económico y se repitió –aunque con sus variantes-  la vergonzosa historia.

Aunque es indeseable y ofensiva -para el gremio- la forma en la que han terminado los ciclos de liderazgos morales, la caída de Elba Esther representa -como en las ocasiones anteriores- una nueva oportunidad y una nueva esperanza para  dirigentes y dirigidos, la cual debemos aprovechar.

Carlos Jonguitud Barrios le puso el sello de “Vanguardia Revolucionaria”, Elba Esther Gordillo se distinguió por su “Nuevo Modelo Sindical” y después de su periodo… ¿Qué sigue?

En cada una de esas etapas los Trabajadores de la Educación volvieron a creer y hoy no debe ser la excepción. Es urgente replantearnos de manera horizontal el papel del SNTE desde sus debilidades y fortalezas, considerando sus desafíos y amenazas para construir la nueva etapa que renazca las esperanzas, un nuevo SNTE en el que se vuelva a creer.

En el libro “Visión colectiva de una profesión: SNTE” (La nueva historia del SNTE), se marcan claramente los inicios y términos de las etapas en las que influyeron Jesús Robles Martínez y Carlos Jonguitud Barrios, así como la llegada de Elba Esther Gordillo en los capítulos V, REFORMA ESTATUTARIA Y FUNDAMENTO NORMATIVO DE LA PLURALIDAD POLÍTICA Y SINDICAL (1989-2000) y VI, COMPROMISO DEL SNTE CON SU MATERIA DE TRABAJO. (2000-2012).

En esos dos últimos capítulos estuvo al frente del SNTE Elba Esther Gordillo desde distintas trincheras y con distintos cargos. Su trágico final fue en febrero del 2013 marcado por su encarcelamiento.

El libro Visión colectiva de una profesión: SNTE” describe los hechos hasta el “Gordillismo” porque esa es la historia de nuestro gremio hasta el momento, pero también es tiempo de delimitar las acciones históricas de las acciones del presente y del futuro. Es tiempo de empezar a escribir -en los hechos- una nueva historia de la que les tocará hablar y escribir a otros, porque mientras no se cierre de manera clara el ciclo anterior y no se marque el parteaguas, no se distinguirá el presente del pasado y la percepción del continuismo -que tiene actualmente el gremio- seguirá creciendo y con ello se agudizará el desaliento.

6.2  Construir una Nueva Cultura Sindical, una nueva clase de  Trabajadores de la Educación.

Una nueva cultura que privilegiando el diálogo, el disenso, la pluralidad,  la tolerancia, la inclusión y el debate se construyan los consensos sobre el qué y cómo hacer para mejorarnos.

Que erradique el culto a la personalidad, el hostigamiento, el revanchismo y  la marginación.

Una nueva Cultura sindical divorciada de tabúes y prejuicios, basada en la autocrítica, que permita autoevaluarnos para ver cómo vamos, para ver lo que se ha hecho bien o mal y lo que falta por hacer, para  ver las fortalezas, para reconocer las debilidades, los aciertos, los desaciertos, los vacíos, los vicios y los excesos.

Una nueva cultura basada en la UNIDAD en torno a los intereses de los Trabajadores, a los intereses gremiales, a los intereses de nuestros alumnos y sus familias, y no en torno a los intereses del poder económico.

Una cultura de  propuesta, de exigencia pero también de una participación responsable. Fortalecida en la IDENTIDAD y comprometida con la institucionalidad real y la vocación democrática.

La institucionalidad nos obliga a ser autocríticos, a reconocer fortalezas y debilidades, a ser objetivos y a expresar lo bueno y lo malo. Callar nuestras debilidades, vacíos, vicios o excesos sin hacer nada por corregirnos y fortalecernos; ver impasiblemente cómo se debilita o se puede desmoronar lo que es nuestro, lo que tanto nos ha costado construir, es imperdonable.

Una nueva clase de Trabajadores de la Educación emanará necesariamente de una concientización del estado de cosas, de un cambio de mentalidad, de un cambio de actitud, de un cambio de chip. El cambio generacional exige no un cambio de edad cronológica, sino un cambio de mentalidad y actitud. Se es Dinosaurio no por viejo, sino porque su mentalidad quedó estacionada en el tiempo y no ha evolucionado.

Jóvenes y adultos debemos de asumir esa responsabilidad histórica de enfrentar esta crisis para heredar un SNTE mejor a las futuras generaciones.

Estamos conscientes que esta nueva cultura no se construirá en poco tiempo, pero alienta saber que hay un avance importante y que el grueso de la planta gremial actual se encuentra en un estado de transición hacia esa nueva cultura, y que por lo tanto existen liderazgos visibles que destacan por cubrir la mayor parte del perfil del liderazgo que se plantea en la presente propuesta.

De esa nueva generación surgirán los futuros dirigentes con un nuevo perfil, un liderazgo moderno y legítimo que recupere la UNIDAD gremial que tanto se necesita para frenar el vertiginoso desplome del SNTE, y enseguida reconstruirnos para volver a crecer, reconquistar lo perdido y mejorar el funcionamiento del SNTE en beneficio del Colectivo y de la Patria.
.
Debemos concientizarnos del roll que nos corresponde en este momento. La Revolución del SNTE no corresponde a los intereses económicos, sino que está en manos de los Trabajadores y sus dirigentes. Es importante reflexionar que si se es un trabajador de la educación, el cambio empieza en el mismo trabajador,  el cambio depende de él, y  si  el cambio está en sus manos, entonces  cada trabajador puede asumirse como el factor de transformación:  #yosoylarevoluciondelSNTE.

6.3  Recuperar la credibilidad, Construir un nuevo perfil de dirigentes y Democratizar los procesos de elección de dirigentes en los ámbitos seccional y nacional

Para lograr la UNIDAD hay que recuperar la credibilidad, la confianza en los dirigentes, pero para ello habrá que atender varios factores que influyen poderosamente en ese estado de ánimo que ha permanecido por mucho tiempo en los Trabajadores. No puede haber UNIDAD sin credibilidad.

Construir un nuevo perfil de dirigentes será parte de la nueva cultura sindical. Dirigentes con una nueva visión y misión del SNTE, con una mentalidad moderna, tolerante, incluyente, reivindicativa, alejado de la arrogancia, dispuesto al diálogo y a la construcción de consensos, con vocación democrática y de Servicio, que fomente y practique la Transparencia.

Que logre la UNIDAD gremial y evite la desintegración del SNTE a causa de la fuga constante de Trabajadores  que pasan a integrarse a otros sindicatos magisteriales o a la formación de otros nuevos. Pero sobre todo un dirigente al lado de sus representados y comprometido en la defensa de los intereses de los Trabajadores y de nuestra materia de trabajo.

Así mismo, su elección debe ser a través de procesos transparentes, más incluyentes, con una participación más amplia de los Trabajadores para que sean legitimados y respaldados en su responsabilidad. La renovación de las dirigencias no debe ser un cambio de personas, sino de perfiles, de liderazgos.

Eso debe ser bien revisado, porque cuando el expediente de un dirigente se mancha con el uso incorrecto del patrimonio de sus representados; cuando las fronteras de la titularidad de la relación laboral son rebasadas y surge la simbiosis con las funciones de gobierno; cuando se trabaja bajo el amparo de los intereses del gobierno; cuando se llega por la mano del gobierno y no con el respaldo de los trabajadores; cuando la representación es empleada también para beneficios personales y los recursos proceden del erario; entonces se convierte en un liderazgo de cristal que puede romperse en cualquier momento.

Muy pronto esos liderazgos se ponen contra la pared, se vuelven vulnerables, pierden la solvencia moral para exigir a cabalidad la solución de las demandas de sus representados y ante el temor de ser exhibidos terminan postrados ante el gobierno. Su fuerza, su poderío y su permanencia se sustentan en una aterciopelada relación laboral y no en el respaldo de su gremio.

Por ello, recuperar la credibilidad en los Procesos de elección de los dirigentes en los ámbitos Seccional y Nacional debe ser una de las principales preocupaciones y tareas por resolver.

Aún cuando la exigencia mayoritaria es que los Procesos de elección de dirigentes en esos ámbitos sea a través del voto universal,  es posible recuperar la credibilidad perdida con las reglas establecidas en la norma estatutaria vigente.

Pero para esto es urgente cambiar los paradigmas agotados que generaron cada vez mayor desconfianza, que nos dividieron y nos debilitaron.

El esquema de la democracia representativa es creíble en la medida en que las prácticas no enturbian el proceso y en que el resultado corresponda al pulso político coyuntural, el cual debe conocerse previamente.

Por ello es importante revisar la participación, la influencia y las facultades de la dirigencia Nacional en el ámbito seccional para evitar que el proceso se vea manipulado y que no quede la percepción de que quien encabeza la planilla y posteriormente dirigirá el Comité Ejecutivo Seccional, fue impuesto por la cúpula sindical y en correspondencia a los intereses patronales.

6.4  Transparentar y rendir cuentas sobre el quehacer sindical y el manejo de los recursos del SNTE.

La falta de transparencia o la falta de un sistema de información eficaz y eficiente para transparentar y rendir cuentas sobre el quehacer sindical y el manejo de los recursos es una de las grandes debilidades del SNTE que han acrecentado la desconfianza en la dirigencia.

Se informa en los Congresos, en el Consejo Nacional, en el Secretariado Nacional y en los Congresos Seccionales, sin embargo esa información siempre ha sido privilegiada para los asistentes y la mayoría de los Trabajadores nunca se entera del estado de cosas debido a que no se cumple con la responsabilidad de bajar y multiplicar la información.

A nadie preocupa que la información -obscura o semiobscura- sea conocida por las mayorías, mientras que la información íntegra en el uso de las cuotas sindicales y todos los recursos que el SNTE maneja se ha visto como un tabú.

El lamentable hecho en el que se vio involucrada Elba Esther Gordillo, quien fuera lideresa moral durante un poco más de 23 años, confirmó la opacidad en la que el SNTE se venía manejando.

Sin embargo, en el VI Congreso Nacional Extraordinario, donde fue electa por última vez, se aprobó la construcción y el establecimiento del Observatorio Público de Transparencia e Información (OPTI), una plataforma en línea que tiene como objetivo dar a conocer a los docentes el uso de los recursos obtenidos a través de sus cuotas sindicales y además, informar a la población en general,  el destino de los recursos públicos que recibe el SNTE.

Organismo estratégico para consolidar la innovación del gremio magisterial. Entre sus tareas está hacer públicos 14 ejes del trabajo sindical, que incluyen información patrimonial, de finanzas, prestaciones, servicios y resultados, entre otros. Habrá que ver la estrategia para que se cumpla con esta meta.

6.5  Motivar la participación plural de los Trabajadores de la Educación en el aspecto político.

Es importante construir un proyecto de la participación política del SNTE con el objetivo real de ocupar el mayor número posible en cargos de representación popular para incidir desde el poder en las decisiones que beneficien al gremio, a nuestra materia de trabajo y a la clase trabajadora.

Los Trabajadores no sienten que lo hecho hasta el momento en ese rubro haya sido en beneficio del colectivo. La percepción mayoritaria es que la participación política del SNTE ha sido en apoyo a intereses ajenos del magisterio, a cambio de representaciones populares y/o cargos en la función del Gobierno en beneficio de familiares y camarillas de los dirigentes en turno.

Debemos retomar el objetivo principal de nuestra participación política para generar mejores condiciones de vida de los Trabajadores y de impulsar hasta lograr una Reforma Educativa estructural que regrese la certidumbre laboral y garantice la educación pública de calidad que el pueblo de México merece.

Este es uno de los objetivos generales del presente Proyecto, el cual es factible. La reciente Reforma Educativa ni es la primera ni será la última, por lo que sin prejuicios y tabúes habrá que revisar cómo ha sido nuestra participación política y prepararnos para ese momento capitalizando nuestra diversidad ideológica.

El SNTE nació en 1943 con carácter plural, ya que resultó de la unión de las diversas agrupaciones magisteriales que existían en el momento con distintos intereses e ideologías pero también con causas comunes que los identificaron y motivaron el UNITARISMO.

Sin embargo, siempre se ha relacionado al gremio con el partido al cual pertenece o con el que participa quien encabeza la dirigencia nacional. Eso se debe a que los dirigentes nacionales han puesto a disposición de algunos intereses políticos la estructura y los recursos económicos del SNTE.

Durante muchos años y hasta la década de los 90´s el SNTE fue un apéndice del PRI, ahí estaban todas las apuestas, pero con la llegada de Vicente Fox Quezada (PAN) al Gobierno de la República, Elba Esther construyó un nuevo tejido político, acomodándose de acuerdo al partido que favorecían las circunstancias en el ámbito federal, estatal o municipal,  práctica que se extendió hasta las elecciones del 2012.

Construyó importantes relaciones políticas; hizo presidentes municipales, diputados, senadores, gobernadores y hasta Presidentes de la República; llegó por el poder y fue parte del poder mismo en el sexenio foxista y el calderonista, lo que le motivó a pensar que podría repetirse en el sexenio actual, pero a su paso lesionó muchos intereses y se ganó igual cantidad de enemigos, razón final de su derribo en febrero del 2013.

Con la Reforma Estatutaria, emanada del Segundo Congreso Nacional Extraordinario realizado  en febrero de 1992, creó el Comité Nacional de Acción Política (CNAP) del SNTE.

El Comité Nacional de Acción Política es un Órgano Permanente de Gobierno, constituido para la ampliación de los Medios de Acción Sindical del SNTE. Se integra de manera plural, para impulsar una amplia y organizada participación de sus agremiados y de la organización sindical en la vida política nacional. Está obligado a cumplir y velar por el cumplimiento del Estatuto y demás ordenamientos legales, así como acatar las encomiendas de la Presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, los acuerdos y resoluciones del Congreso, Consejo y Secretariado Nacionales. http://www.snte.org.mx/assets/ESTATUTOS%20SNTE%202013.pdf

El espíritu con el cual se crea y sus objetivos esenciales establecidos en el estatuto del Comité Nacional de Acción Política:

I. Promover la unidad de la acción sindical en la defensa de los intereses de los trabajadores de la educación, en el marco de pluralidad política que se expresa en el Sindicato;

II. Fortalecer y coordinar la representación política de los trabajadores de la educación en la vida nacional; y,

III. Velar por el respeto a la libre filiación política y la libertad del sufragio de los trabajadores de la educación.

Sin embargo, los objetivos citados contrastan con las prácticas y la realidad que se vive.

Por un lado quienes militan o participan -como ciudadanos-  en partidos distintos de los de los dirigentes,  son víctimas del revanchismo y marginados de algunos beneficios y derechos, mientras que por otro lado, aquellos que tienen una legítima aspiración por alcanzar alguna representación popular a través de partidos -que no están en alianza con la dirigencia- nunca ven el apoyo real del CNAP.

No existe motivación alguna desde el SNTE para la participación libre, independientemente del partido del que se trate. Los Trabajadores de la Educación  -militantes de otros partidos- con su propio esfuerzo construyen el liderazgo, obtienen su candidatura y sin el apoyo político ni económico del SNTE muchos de ellos alcanzan alguna representación popular. Su participación en el escenario político es soslayada, pero una vez logrado esto con sus propios méritos, de manera aislada, sin proyecto gremial alguno, el SNTE voltea y les solicita un compromiso con la causa gremial.

Es muy saludable rescatar el espíritu del CNAP, por lo que hay que capitalizar nuestra riqueza ideológica, no hay que dejarlos solos, hay que motivarlos, apoyarlos e incluirlos en el Proyecto Político del SNTE. Si queremos su compromiso con nuestra Organización una vez que alcancen sus cargos, entonces caminemos juntos desde el principio.

Elba Esther Gordillo construyó en agosto del 2002 la Asociación Ciudadana del Magisterio que después en el 2005 se convirtió legalmente en el Partido Nueva Alianza.

A pesar de que este partido fue fundado por Elba Esther desde las propias filas del SNTE, ha habido una resistencia mayoritaria del gremio a participar en ese Proyecto, debido a que por un lado somos un gremio plural y hay quienes ya tienen definiciones políticas distintas, pero por otro lado, muchos de quienes no se encuentran entre dichas definiciones y votan diferenciadamente, manifiestan que los únicos beneficiados del poder político alcanzado, son los dirigentes de los Comités Ejecutivos Seccionales y del Comité Ejecutivo Nacional a lo que se le suma la caída del liderazgo Gordillista.

Por otro lado está la influencia de la campaña negra de los detractores de la educación pública que se encuentran entre la clase política y empresarial. Ellos han hecho todo lo que les ha sido posible para sembrar en los ciudadanos el rechazo a Nueva Alianza para que este partido no alcance el 2% de la votación nacional y pierda su registro. Campaña que se agudizó con un artero ataque al candidato Neo-aliancista y a la dirigencia del SNTE durante el proceso electoral 2012, previo a la Reforma Educativa.

Pero por el contrario, su evolución ha sido en crecimiento:

En el 2006 Roberto Campa Cifrián, primer candidato de Nueva Alianza por la Presidencia de la República, tuvo 401 mil, 804 votos que correspondió al 0.9% del total de aquella votación, mientras que Gabriel Quadri obtuvo en esta ocasión 1 millón, 150 mil, 662, que representa el 2.29%, suficiente para conservar el registro.

Sin embargo, esa expectativa fue mayormente superada con el resultado de las elecciones para senadores y diputados federales.

Los candidatos a Senador en el 2006 obtuvieron 1 millón, 677 mil, 033 (4.05%) lo que le significó obtener una senaduría plurinominal, a la cual se sumó la del profesor Fermín Trujillo al relevar en septiembre del 2009 al Vaquero, Alfonso Elías Serrano, quien contendería por la gubernatura de Sonora, sin embargo, después de perder dichas elecciones ante Guillermo Padrés, Elías Serrano regresa a su curul en octubre de ese mismo año.

Ahora, los candidatos a Senadores obtuvieron una votación nacional de 1 millón, 855 mil, 403 sufragios (3.69%), lo que también es suficiente para obtener una Senaduría. En este punto podemos observar que la cantidad de votación fue mayor que en el 2006 pero el porcentaje fue menor. Sin embargo, es importante subrayar que en esta ocasión son votos netos de Nueva Alianza, ya que compitió con candidatos propios, dando mayor presencia y posicionamiento a dicho partido, lo cual no sucedió en el 2006.

Con la elección de diputados federales se logró un mayor posicionamiento nacional, ya que en 2009, a Nueva Alianza le acreditaron 1 millón, 181 mil, 850 votos (3.41%), logrando  8 diputaciones en la Cámara de Diputados, mientras que en las pasadas elecciones, los candidatos a diputados federales (Todos propios de Nueva Alianza) lograron una votación nacional de 2 millones, 043 mil, 281  (4.08%) y con ello  10 diputaciones para la LXII Legislatura del Congreso de la Unión.

A partir del 2012 la Cámara de Diputados está integrada por 207 diputados federales del PRI, 114 del PAN, 101 del PRD, 33 del Partido Verde, 19 del PT, 16 del Movimiento Ciudadano y 10 de Nueva Alianza. Todos hacen un total de 500.

El Senado de la República está conformado por 128 Senadores, de los cuales, 52 serían del PRI, 38 del PAN, 22 del PRD, 9 del Verde Ecologista, 4 del PT, 2 del Movimiento Ciudadano y 1 de Nueva Alianza.

Bajo los objetivos del CNAP y de un Proyecto Político, es importante conservar a Nueva Alianza como apéndice del SNTE y en la medida que sus alcances sean palpables y se traduzcan en las mejoras contenidas en sus propósitos, será posible lograr una mayor participación.

Existe un elevado porcentaje de Trabajadores de la Educación que opinan que el SNTE debe impulsar a cuadros magisteriales políticos a las candidaturas de todos los niveles de gobierno, independientemente del partido político y de igual forma aún cuando militan o tienen preferencia por un partido político, la mayoría están dispuestos en apoyar a un candidato trabajador de la educación de un partido distinto al cual ellos pertenecen o prefieren. Voluntad que debe ser bien capitalizada.

Esa es la decisión voluntaria de los trabajadores de la educación, la cual debe ser bien capitalizada. No es saludable ni necesario recurrir a la “línea” de las dirigencias sindicales y/o hasta la amenaza para que cobren conciencia sobre la importancia de ocupar cargos de representación popular para incidir en las decisiones que beneficien al gremio y a nuestra materia de trabajo, además de encabezar las causas de la clase trabajadora.

La famosa “línea” resulta desgastante y se revierte, debido a que entre los muchos Trabajadores que reciben esa orden, son pocos los que la obedecen, y la mayoría de ese reducido número la acata bajo presiones.

Es urgente modificar esas actitudes e incluir nuestra riqueza ideológica -sin importar colores-  en un Proyecto Político del SNTE para alcanzar el mayor número de espacios posibles en el Gobierno, porque desde el Gobierno es más fácil impulsar el Proyecto magisterial. No es correcto apostarle a un solo partido para alcanzar nuestro objetivo gremial.

7.      ESTRATEGIAS:

7.1  Construir la Propuesta de Renovación del SNTE

Por dónde empezar el cambio es como preguntar si fue primero el huevo o la gallina. En este caso la pregunta sería si la Revolución Institucional del SNTE iniciaría por las bases o por la dirigencia Nacional.

La oposición radical supone que hay que tomar el poder por la fuerza, asaltar las oficinas, correr a los dirigentes que en ellas atienden y de manera inmediata tomar el control de los órganos de Gobierno Sindical. Medida que ante la posibilidad de realizarse aún sin la participación de las mayorías, tendría una simpatía del grueso del colectivo por el bajo grado de credibilidad que tienen los dirigentes actuales y por el ánimo laboral que prevalece en los Trabajadores de la Educación.

Sin embargo, ese no es el método más conveniente, ni es el más democrático, ni es el más legítimo, tampoco es legal aunque se vea con ojos de justicia y menos abonaría a la UNIDAD que es urgente lograr.

O bien, contra la resistencia de las dirigencias, la Revolución Institucional del SNTE podría iniciar en las bases mediante un proceso de concientización e impulsando la renovación de las dirigencias con nuevos perfiles de liderazgo a la vez que se construye una Nueva Cultura Sindical. Proceso con grandes posibilidades de éxito pero que llevaría más tiempo de lo que la necesidad apremia, además que se daría en un marco de confrontación entre los representantes y representados.

Igual podría surgir de manera vertical y en forma descendente, es decir, que fuese la propia dirigencia nacional la que impulsara un Proyecto de Transformación como ha sucedido en el pasado. En este caso, sin duda prosperaría la propuesta pero con dificultades, lo cual retardaría el cambio. Por otro lado,  tampoco sería lo más saludable, porque las mayorías siguen viendo con temor todo lo que venga de la dirigencia y lo verían como una imposición.

Sin embargo, es necesario reconocer, que la forma más eficaz, rápida y saludable de lograr el cambio que es urgente, es una Propuesta de Renovación Sindical emanada de la participación amplia e incluyente de los Trabajadores de la Educación a través de consensos organizados por la dirigencia nacional, en los cuales, la temática a desarrollar resuelvan tres interrogantes: ¿Qué SNTE tenemos? ¿Qué SNTE queremos? y ¿Cómo lograr el SNTE que anhelamos?

Una vez elaborada la Propuesta e impulsada por la Dirigencia Nacional a través de Talleres, cumplirá con el propósito de cerrar el ciclo del Gordillismo, que hasta el momento parece continuar; marcar el parteaguas e iniciar una Nueva Historia en la vida sindical. Esto incluye desde luego, poner en claro el desliz de Elba Esther Gordillo.

De ninguna manera y a nadie conviene la radicalización y/o cerrazón de posturas de unos ni de otros, de representantes o representados. Todos debemos desprendernos de las inercias, de revanchismos, de prejuicios y tabúes que solo nos confrontan y debilitan, para enseguida tomar conciencia del estado que prevalece en el SNTE y la necesidad de un cambio.

Juan Díaz de la Torre, actual Presidente de nuestro Sindicato, tiene la responsabilidad y la oportunidad de construir para la historia a un SNTE renovado.

7.2  Realización de Talleres

Para difundir y poner en práctica la Propuesta de Renovación Sindical construida por los Trabajadores de la Educación no hay nada mejor que los Talleres Sindicales, donde se pueden abordar y analizar los ejes temáticos con los cuales se propone lograr la Transformación sindical.

Nueva Cultura Sindical: Sindicalismo, Fortalezas, debilidades, retos y amenazas del SNTE; institucionalidad; visión y misión; principios; Identidad; Carácter Nacional y Unitario; Unidad,  disidencia; autocrítica; propuesta;  debate; diálogo; negociación; acuerdos; simulación; credibilidad; contrato colectivo de trabajo; movilización; huelga; liderazgos morales; perfil de liderazgo; erradicación del culto a la personalidad; prejuicios; tabúes; cambio generacional, actitud, mentalidad y vocación moderna; Transparencia y Rendición de cuentas; conquistas laborales, sociales y económicas; sistema de comunicación entre dirigentes y representados; reforma laboral, entre otros.

Democratización del SNTE: Historia del SNTE, Estatutos vigentes y Reforma estatutaria, Consensos, pluralidad, inclusión, tolerancia, cuadros sindicales, métodos de elección de dirigentes, órganos de Gobierno, estructura, Fiscalización; autonomía sindical; relación patronal; entre otros.

Educación Pública de calidad: Sistema Educativo Nacional; aciertos, vicios, vacíos y excesos de la Ley General de Educación, de la Ley del INEE y de la Ley General del Servicio Profesional Docente; Factores que influyen en una calidad educativa; Propuesta Educativa del SNTE emanada de Congresos de Educación y Encuentros de Padres de Familia y maestros; Reforma educativa estructural; Revaloración de la función magisterial; intereses privatizadores; Organismos Internacionales que influyen en la política educativa mundial; el SNTE y la educación ante la sociedad; Sistema Nacional de Desarrollo Profesional ( SINADEP SNTE ); entre otros.

Participación Política: Proyecto político del SNTE, CNAP y CEAP´s, Reforma política, Vinculación social y política, diversidad ideológica, filiación y participación, Nueva Alianza, el SNTE y la educación ante la clase política, entre otros.                                                                                 

Carlos Jonguitud Barrios y Elba Esther Gordillo recurrieron antes a los Talleres sindicales y con ello contundentemente dieron término en la línea del tiempo a la etapa que les antecedió.

A nivel nacional, en la época de Vanguardia Revolucionaria (1971-1988) los talleres sindicales eran un imperativo. Aunque en ellos se abordaban temas sobre el área laboral, social, educativos, la historia sindical, los estatutos del SNTE, etc., el tema obligado era sobre la ideología vanguardista. Su frecuente repetición tenía el  propósito de consolidarla y fortalecer la unidad de su estructura, de cuyos cuadros emergían los dirigentes de los distintos órganos de gobierno sindical.

Al arribar Elba Esther Gordillo a la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional en 1989, esa estructura Jonguitudista dejó de operar, pero para desterrarla había que darle un giro a la cultura sindical, cambiar las mentalidades de los trabajadores, construir liderazgos  con una visión distinta, acorde a los tiempos, pasar del pensamiento homogenizador de Vanguardia a la inclusión de ideas, pasar de la dirigencia hegemónica a la plural, llevar a cabo una reforma estatutaria, construir una nueva relación con la sociedad y el gobierno; y esto no se podía lograr sin los talleres de actualización sindical, por lo que también su realización fue un imperativo para Elba Esther y estos se intensificaron. Solo que todos lo sabemos, el Nuevo Modelo Sindical se impulsó desde el Gobierno.

Es imperativo que el Presidente actual del SNTE haga lo propio en este sentido. A la vez, es importante retomar los objetivos de los dos organismos en los cuales el SNTE se ha apoyado para la realización de los talleres sindicales: la Confederación de Educadores Americanos (CEA) http://www.ceasubsede.com.uy/ y el Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA) http://www.ieesa.org.mx/historia.html

En la Confederación de Educadores Americanos (CEA), una agrupación nacida en 1957 en Montevideo, Uruguay. La Confederación  aglutina a la mayoría de los sindicatos magisteriales de América y tiene entre muchos de sus objetivos:

·         Alcanzar la unidad de los trabajadores de la educación del continente americano y contribuir con ello a promover una acción gremial unificada que permita una mayor identificación con otros gremios continentales afines.

·         Defender la universalidad, gratuidad, laicidad y gestión democrática de la escuela pública, así como la calidad de la enseñanza que el Estado debe dispensar a todos.


·         Defender en forma permanente los derechos ciudadanos, políticos y sindicales de los trabajadores de la educación del continente, entre otros, los de organización, contratación colectiva, huelga y manifestación pública.

·         Propugnar por la existencia de gobiernos de regímenes democráticos, producto de la libre determinación de los pueblos, capaces de fomentar el desarrollo económico, social y cultural al promover la ciencia, la técnica y la solución de las desigualdades sociales como propósitos irreversibles hacia la justicia y la libertad.


·         Impulsar la unificación de todas las organizaciones de trabajadores de la educación en cada país, fomentando en ellas el carácter democrático, representativo y pluralista.

·         Proponer alternativas en materia de política educativa y profesional, que contribuyan a solucionar los problemas educativos del continente.


·         Realizar investigaciones y análisis propositivos con el fin de resolver la problemática político-sindical del continente y de cada una de las regiones.

El Instituto de Estudios Educativos y Sindicales de América (IEESA), surge como organismo y se constituye por virtud de un doble mandato: los nuevos estatutos, en febrero de 1992, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y los estatutos de la Confederación de Educadores Americanos (CEA)

El IEESA fue creado como una institución encargada de formar líderes sindicales a la altura de los retos de la actualidad y renovar las políticas que, ante estos mismos desafíos, afrontan los organismos sociales y laborales; asimismo, para promover el acercamiento entre sindicalistas, académicos, investigadores y políticos, en un foro permanente de discusión en el seno del instituto.

En los talleres sindicales se formarán los cuadros para las dirigencias futuras.

7.3  Reformar los estatutos:

Cerrar el ciclo “Gordillista” incluye una modificación a los Estatutos.

Elba Esther Gordillo es aprehendida por la PGR en la tarde del 26 de febrero del 2013, previo a la XXXVI Sesión Extraordinaria del Consejo Nacional que iniciaría al siguiente día. Suceso que dio un viraje a los objetivos que se habían establecido previamente y que terminó por nombrar a Juan Díaz de la Torre como Presidente del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública en sustitución de Gordillo.

Fue una decisión sorpresiva que obligada por los acontecimientos no podía esperar so pena de correr el riesgo de quedarse sin la figura que de acuerdo a la entonces reciente modificación estatutaria debía y debe dirigir al gremio.

Sin embargo, la percepción gremial es que una vez más sucedió una imposición por el gobierno, forzada por alguna relación con los ilícitos de Gordillo para docilizar al gremio ante la Reforma Educativa, lo cual debe ser superado enfrentando las diversas aristas que ponen en tela de juicio su nombramiento.

Hoy, como en febrero de 1992, se hace necesaria una profunda Reforma estatutaria, lo que no solamente dará oportunidad de eliminar y modificar el cargo de “Presidente del SNTE” que ayudaría a desaparecer la idea del continuismo, sino que serviría para adecuar el Estatuto a algunas exigencias establecidas en la Ley.

Una nueva constitución de los diversos Órganos de Gobierno Sindical, la eliminación, la modificación y/o la creación de otros, la situación laboral de quienes integren esos Órganos sindicales, el método de elección de dirigentes, en suma, una revisión  profunda para su adecuación a la nueva etapa del SNTE, que debe de emanar de una amplia participación de los Trabajadores de la Educación.

La Reforma de 1992 cumplió con el objetivo, de igual manera, los principales objetivos de la Nueva  Reforma Estatutaria deben ser pensando en recuperar los factores más importantes que le dan un gran peso específico y político a cualquier Organización: La Unidad, la credibilidad y la identidad.

7.4  Cambiar las prácticas de los procesos de elección de dirigentes en el ámbito Seccional:

Mientras la Reforma Estatutaria se prepara, es importante -y no se contrapone-  avanzar en los hechos en algunos de los objetivos que se plantean en la elección de dirigentes.

De momento, sin necesidad de cambiar  el esquema de elección de dirigentes del ámbito seccional establecido en la norma vigente, es necesario revisar las prácticas con las que se lleva a cabo y avanzar en la credibilidad de dichos procesos.

7.4.1 Sobre quiénes pueden integrar una Planilla: En nuestros estatutos http://www.snte.org.mx/seccion28/assets/estatutos_snte2013.pdf está establecido en su capítulo II del Título Segundo, quiénes pueden ser votados como  dirigentes en los distintos ámbitos y jerarquías.

No dice, que necesariamente deban de ser delegados en el Congreso del que se trate para ser electos. Existen muchas evidencias de trabajadores que integraron una planilla de unidad sin tener representatividad alguna y fueron electos como dirigentes del Comité Ejecutivo Seccional,  por lo que estatutariamente no hay ninguna razón de negar la integración de varias planillas con puros delegados, sin delegados y/o combinada con delegados y no delegados. Sin embargo, en repetidas ocasiones, quien preside el Congreso no ha permitido la participación de otras planillas –distintas a la de UNIDAD-  integradas con trabajadores que no sean delegados.

No hay artículo que exprese que las planillas deben de constituirse exclusivamente con delegados efectivos, y de ser una exclusividad, entonces debió ser establecida como así sucede con las Comisiones Dictaminadores en el Artículo 237 que expresa “Las Comisiones Dictaminadoras de Ponencias del temario comprendido en la Convocatoria, de Informe General y de Glosa, serán electas en la Asamblea Plenaria correspondiente, y deberán constituirse con Delegados Efectivos”.

7.4.2 Sobre quiénes ingresan al recinto de celebración de la Asamblea Plenaria: En el Artículo 132 se establece quiénes integran un Congreso Seccional y  el Artículo 222 dice que tendrán derecho a ingresar al recinto de celebración de la Asamblea Plenaria, aquellos Presuntos Delegados que hayan acreditado los requisitos señalados en la Convocatoria respectiva.

En la práctica, se ha permitido el ingreso al Recinto a trabajadores que no son delegados, mientras que a otros -en las mismas circunstancias- se les ha negado. En este aspecto deben de desaparecer los privilegios y se debe permitir el acceso a los integrantes de las planillas exclusivamente en el punto de su registro, con el único derecho a ser votados y a tomar protesta en su caso.

7.4.3 Sobre el proceso de construcción de planillas: En la misma norma queda claro que la Presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública tiene la facultad de convocar y presidir las Asambleas y Sesiones Ordinarias y/o Extraordinarias del Congreso Nacional, Congreso Nacional de Educación, Consejo Nacional, Secretariado y del Comité Ejecutivo Nacional; así como los Congresos Seccionales, Plenos Seccionales y Asambleas Delegacionales o de Centros de Trabajo.

Así mismo el Artículo 230 dice que “El Presidente de la Mesa de Debates tendrá la representación legal del evento estatutario, conducirá los trabajos y deberá reunir a los integrantes de la misma cuando lo requiera. Asignará las facultades necesarias a los Vicepresidentes. Asimismo, el Presidente de la Asamblea resolverá los casos no previstos en la Convocatoria, con apego a la norma estatutaria”.

Artículo 242. La Mesa de Debates, en el curso de la Asamblea Plenaria correspondiente, podrá acordar mociones suspensivas para que se trabaje por Comisiones, dar descanso a los asambleístas o deliberar sobre algún asunto, así como también cuando se genere desorden en la Asamblea.

En ninguna parte del articulado existe la facultad para que la dirigencia Nacional se encargue del proceso de la integración de alguna planilla.

Sin embargo, ese proceso es secuestrado por la Dirección Nacional que contra la norma estatutaria se impone y  cierra toda posibilidad de que los propios integrantes de la Sección Sindical se organicen y construyan libremente una Planilla de Unidad o varias en su caso.

A partir de la reforma estatutaria de febrero de 1992, ha sido práctica común en cada Congreso, que con el objetivo de construir una planilla de Unidad la dirigencia nacional se encargue de realizar algunos consensos entre los delegados como las Secretarías de Organización y algunas Secretarías del área laboral entre otras, quedando hasta ahí la participación de los delegados en los consensos. El resto de las secretarías que integran el cuerpo del Comité Ejecutivo Seccional (CES) son utilizadas para hacer supuestos equilibrios políticos, una parte es para recomendados del Secretario General saliente, otra parte para recomendados de ex Secretarios Generales del Comité Seccional y otra parte para las diversas expresiones que participan al interior del Congreso.

El proceso de la integración de una planilla no es parte de los trabajos del Congreso, ya que esta se puede conformar en cualquier momento y en cualquier espacio siempre y cuando se registre oportunamente, por lo que en el caso de que las fuerzas políticas no consideren necesaria la intervención de la Dirección Nacional que está  representada en la mesa de los debates, esta solo debe limitarse al registro de Planillas contemplado en el orden del día.

Es comprensible que la dirigencia Nacional haga todo el esfuerzo posible por la integración de una Planilla de Unidad mediante el diálogo y acuerdos, practicando la inclusión y reconociendo la pluralidad, pero su intervención solo deberá darse cuando las diversas fuerzas que participen en el Congreso, no hayan tenido la capacidad de organizarse y decidan escoger a la dirección nacional como árbitro en dicho proceso. En caso contrario, se debe de respetar el derecho estatutario a la decisión de competir por la dirigencia Seccional con planillas que no sean de Unidad y organizadas libremente. De negar esta última alternativa se incurriría en una violación a los artículos 40, 41 y 247, y el proceso perdería credibilidad.

7.4.4 Sobre la selección del candidato al cargo de la Secretaría General: Cuando la Dirigencia Nacional ha tomado las riendas de ese proceso, los delegados solo participan en la selección de candidatos para una parte del cuerpo de la Planilla y el resto se completa como hemos dicho con acuerdos políticos, pero nunca los delegados han participado en la selección de quien ocupará el cargo de la Secretaría General.

Este cargo, que es el más importante, es decidido principalmente por la dirigencia nacional bajo procesos obscuros que los Congresistas desconocen, lo que genera desconfianza y deslegitima a quien ocupa el cargo. La mayoría de las ocasiones es un desconocido por los delegados y por las bases, nunca se conoció su pensamiento político, nunca se supo de su propuesta sindical y generalmente está ligado a los intereses del grupo del Secretario General saliente o de Ex Secretarios Generales, práctica que fomenta el revanchismo, la división y agudiza el debilitamiento institucional (del SNTE).

Como se dijo anteriormente, aún sin modificar la norma estatutaria vigente y mientras eso sucede, es posible dar paso a procesos de elección más participativos, más abiertos, más transparentes, más democráticos, con mayor credibilidad y por ende más legítimos.

En el caso de integrar una planilla de Unidad, ya sea con la dirigencia nacional como árbitro o con la libre participación organizada de los integrantes de la Sección de que se trate, es importante construir otros esquemas de selección de candidatos.

Pulso político: Es necesario que los comisionados de la dirigencia nacional que acuden a las secciones para realizar los trabajos previos al Congreso escuchen a todas las voces, hagan un registro de los aspirantes a la Secretaría General, realicen el estudio de la trayectoria de los aspirantes, reciban la propuesta político-sindical de todos y hagan un sondeo entre los trabajadores de base para ver el nivel de posicionamiento de cada uno de ellos.

Pasos para la integración de una Planilla de Unidad:

Primero: Toda vez que se trata de una planilla de Unidad, en los consensos de selección de candidatos a integrar dicha planilla no debe de haber exclusión. En ellos deben de participar todas las fuerzas participantes en el Congreso.

Segundo: De manera conjunta se deben de definir los cargos que se someterán a consensos y  los que se destinarán a diversos grupos y expresiones para cumplir con el equilibrio político.

Tercero: Se realizan los consensos para los cargos definidos previamente.

Cuarto: El cargo de Secretario General no debe ser utilizado para el equilibrio político y debe ser consensuado entre los integrantes del Congreso Seccional.

Quinto: Se abre el registro de aspirantes a la Secretaría General considerando el posicionamiento entre los Trabajadores (Sin exclusión de ideologías porque entonces se pierde el principio de Unidad)

Sexto: Es necesario abrir un espacio de 5 minutos para cada uno de los aspirantes a la Secretaría General para que de manera concisa expresen el por qué de su aspiración.

Séptimo: Se somete a votación de los delegados quién ocupará el cargo a Secretario General.

Octavo: Quien obtenga mayor votación encabeza la planilla de Unidad y el resto ocupa cargos de acuerdo a la votación obtenida y conforme a los acuerdos previos.

Noveno: Se distribuyen los cargos que harán el equilibrio político y la pluralidad

Décimo: Se registra la Planilla

Si alguno(s) de los grupos o expresiones decide construir un planilla distinta antes de los consensos y aún después de participar en los consensos de la planilla de Unidad, esa(s) fuerzas políticas ocuparán espacios en el Comité Ejecutivo Seccional Electo solo si alcanzan el porcentaje por el principio de mayoría.

Incluso, para que exista una participación mayoritaria de los trabajadores, a los diez pasos anteriores se pueden agregar  eventos regionales previos al Congreso para que los aspirantes den a conocer su propuesta a un mayor número de agremiados y después se realice el sondeo para obtener el posicionamiento alcanzado por los aspirantes.

Todo eso y más es posible sin violentar el estatuto actual.

7.4.5 Sobre los cargos a elegir y la situación laboral de los representantes:

Es importante definir antes la situación laboral de quienes llevarán la relación del Contrato Colectivo del Trabajo ya que en la Ley General del Servicio Profesional Docente en su artículo 78 expresa “Las personas que decidan aceptar el desempeño de un empleo, cargo o comisión que impidan el ejercicio de su función docente, de dirección o supervisión, deberán separarse del Servicio, sin goce de sueldo, mientras dure el empleo, cargo o comisión”

Por otro lado, los futuros comisionados deberán valorar la conveniencia o inconveniencia de obtener una comisión. ¿Cuánto le paga la Secretaría de Educación quincenalmente y cuánto le pagaría el SNTE en su caso por su comisión? ¿Saldrían perdiendo o ganando? ¿Les pagaría el SNTE sueldo y todas las prestaciones como la Compensación Navideña, Ajuste de Calendario, Primas vacacionales, Días del maestro, Organización de Ciclo Escolar, Bono de Primavera, etc.? ¿Qué pasaría con las aportaciones patronales? ¿Qué pasaría con el FORTE, SAR, PENSIONISSSTE? ¿Durante la Comisión Sindical se cotizaría al ISSSTE? ¿Se contabilizaría el tiempo de su comisión como antigüedad en el Servicio para su jubilación?. Etc…

Igual de importante es definir los cargos que integrarán al nuevo Comité Ejecutivo Seccional que aunque están establecidos en el estatuto vigente pudiesen tener cambios para ir adecuando ese órgano de gobierno a las circunstancias actuales del SNTE en tanto se realiza la reforma estatutaria.

Ha sido práctica también nombrar al mismo tiempo que al Comité Seccional,  otros cargos para operar en organismos sindicales no considerados en el estatuto, pero que son integrados en la planilla que se registra. Por eso es necesario definir e informar oportunamente si se van a elegir cargos adicionales, cuáles serían y bajo qué condiciones laborales operarían, para que los asistentes al Congreso tengan las mismas posibilidades de integrar en su caso una planilla.

De igual manera informar sobre los otros  cargos estatutarios que se elegirán de acuerdo al estatuto y cuáles serían sus circunstancias laborales:

Artículo 178. Los Comités Seccionales Electorales se integrarán, cada uno de ellos, por un Presidente y dos Secretarios, electos por planilla en el Congreso Seccional, quienes durarán en su cargo cuatro años, y doce Vocales electos por el Pleno Seccional correspondiente, y durarán en su cargo cuatro años.

Artículo 185. El Comité Seccional de Vigilancia; Transparencia y Rendición de Resultados se integrará por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario y dos Vocales.

Artículo 186. Los integrantes del Comité Seccional de Vigilancia; Transparencia y Rendición de Resultados serán electos en Congreso Seccional, de conformidad con lo establecido en el presente Estatuto; durarán en su cargo cuatro años.

7.4.6 Sobre la secrecía del voto: De acuerdo al Artículo 269, la Mesa de Debates dispondrá la instalación de las urnas transparentes en el número necesario dentro del mismo recinto donde se encuentre efectuando la Asamblea

Se debe de cuidar que el derecho a la secrecía del voto se garantice, ya que por lo general los espacios donde se colocan las urnas no cumplen con la privacidad que debe de tener el votante. Ha sido una práctica presionar a los trabajadores y condicionar su voto, de ahí que hasta los movimientos de su mano a la hora de expresar su decisión son vigilados. El voto democrático debe emitirse sin presión alguna.

7.5  Abandonar tabúes, prejuicios, vicios y excesos. (Nueva cultura sindical)

Dirigentes y dirigidos debemos de cambiar de mentalidad y actitud, dejar atrás los tabúes y los prejuicios que nos han dominado durante décadas, rebasar la simulación y el culto a la personalidad para dar paso a la autocrítica y a la propuesta, así como privilegiar el debate y los consensos.

7.5.1        La simulación

Uno de los cánceres que tanto han dañado a nuestra Organización Sindical y que es necesario erradicar es  la “Simulación”.

Lamentablemente la simulación ha sido parte de nuestra cultura sindical. Se simula hacer lo que dice el “Jefe”, estar del lado del jefe, en el pulso político, en los consensos, en la toma de decisiones, en la democracia, en la pluralidad, en la inclusión, en la transparencia, en la información, en las asambleas, en los órganos de Gobierno Sindical, en los Organismos sindicales, en la Transparencia y rendición de cuentas, en suma, la mayor parte del quehacer sindical es mera simulación.

Quizá la crudeza con la que se describe la realidad se pudiese ver como una actitud negativa, no propositiva y dolosa.  Por ello es necesario aclarar y reconocer que no todo lo que se ha hecho ha sido malo,  pero también es cierto que sin la simulación, nuestra historia se hubiese escrito diferente y seguramente nuestras condiciones serían mejores.

Es común escuchar a las mismas personas con posicionamientos distintos ante los mismos temas, su opinión depende de ante quién se expresen. Muchos trabajadores cuando están frente a un dirigente y/o un dirigente está frente a otro de mayor jerarquía opinan de una manera (Simulan), siempre dándole la razón a su superior, pero en las pláticas con sus iguales -sean trabajadores o dirigentes del mismo nivel- sufren una metamorfosis y su opinión es distinta, en contraposición con la dirigencia superior. Eso hace suponer a los dirigentes que todo está bien y que estamos de acuerdo mientras la realidad se oculta.

La simulación es la máscara que oculta la verdad, atrás de ella se encuentran los temores al revanchismo, a perder derechos y privilegios, y a perder oportunidades de crecimiento sindical o político. Ciertamente esa actitud ha favorecido para mantener el control gremial durante algún tiempo, pero a largo plazo nos ha debilitado más que fortalecernos. Mientras unos cuidan su imagen y su carrera política mediante la simulación, los problemas crecen como bola de nieve.

Esto solo cambiará cuando la autocrítica sea una subcultura practicada y aceptada por dirigentes y dirigidos, cuando el culto a la personalidad se convierta en mito, cuando la tolerancia sea una realidad, cuando sin temores nos hablemos con franqueza, cuando quede claro que la institucionalidad no significa sumisión y silencio, cuando reivindiquemos el término Institucional como el más alto compromiso de conservar y fortalecer al SNTE, y que por lo tanto se vale disentir, opinar, proponer, debatir y consensuar para mejorarnos sin que esto tenga repercusiones revanchistas. (Será parte de los objetivos de los talleres sindicales)

Existe la idea (o conveniencia) de que al jefe hay que presentarle a ultranza el mejor de los panoramas, una excelente estabilidad laboral donde no existen las inconformidades, ni las necesidades, ni las incertidumbres y donde nadie opina ni alza la voz salvo que sea para felicitar, agradecer o apoyar, y a partir de ese mundo maravilloso se toman decisiones erradas con efectos muy lamentables.  Modificar esto debe ser parte de la construcción de la nueva cultura sindical.

Cuando existe algún programa, campaña, actividad y/o cualquier otra instrucción importante de la agenda nacional que implique un seguimiento de la dirigencia seccional hasta su consecución, solo se aparenta cumplir con el arranque de la tarea pero en corto plazo es abandonado el objetivo, de tal forma que mal se empieza con alguna actividad y ya se está con las siguientes que igual quedarán inconclusas. Se simula hacer lo que el jefe dice.  

Por ello, los representantes de la dirigencia nacional que se encuentran en las secciones, deben de retomar su responsabilidad de evaluar permanentemente y dar un seguimiento sistemático a la agenda nacional, sin embargo, estos son envueltos en la agenda de los Secretarios Generales de los CES, se convierten en simples acompañantes del dirigente seccional y pronto solo ven lo que el dirigente seccional quiere y le conviene que vea y escuche, olvidándose del pulso político (real) que debe tener e informar a la dirección nacional, en cambio, informa sobre un mundo donde no pasa nada, todos están conformes, tranquilos y en Unidad se cumple con la tarea.

Para evitar esto, es importante que a través de comisiones se evalúe periódicamente el desarrollo de la agenda nacional en cada una de las secciones sindicales y se le de seguimiento hasta el logro de los objetivos. Ojo, la evaluación debe ser en el terreno (Con la estructura y con los trabajadores) para contrastarlo con lo que los Secretarios Generales informen en las reuniones del secretariado nacional.

La simulación se da en la mayor parte de la temática magisterial como lo veremos adelante.

7.5.2        Toma de decisiones (Consensos)

Las responsabilidades estatutarias y legales de la dirigencia sindical son muy claras, por lo que  no es necesario que en cada cosa se tenga que consultar a las bases cuando se trata del cumplimiento del deber de la dirigencia en representación de los trabajadores, porque de hacerlo así se provocaría una parálisis.

Habrá decisiones importantes, circunstanciales para la vida sindical, que se deben tomar en algunos órganos de gobierno sin previa opinión de los trabajadores, sin embargo, en aquellas decisiones en las que se favorecen o afectan sensiblemente los intereses de los trabajadores sí es muy importante y saludable considerar la opinión universal. Es decir, construir dirigentes y representados, juntos, la mejor decisión.  

A veces lo ideal se aleja de lo posible por la realidad que se vive,  pero horizontalizar las decisiones  no solamente es lo ideal, sino que es perfectamente posible.

Lamentablemente las decisiones cupulares han sido la práctica cuando se ha  tratado de asuntos trascendentales para el gremio. Esto marginó la participación de los trabajadores y significó uno de los factores que restaron credibilidad y debilitaron mucho a la dirigencia del SNTE, acentuándose al final del Gordillismo.

Entre algunas decisiones cupulares están la Alianza por la Calidad de la Educación, la Evaluación Universal, los Nuevos lineamientos de Carrera Magisterial, la Ley del ISSSTE, alianzas políticas, la Reforma Educativa, etc. En todos esos casos no se contó con la opinión de los agremiados -o se simuló un consenso- y dichas decisiones originaron una gran inconformidad.

En algunas otras ocasiones los trabajadores de la educación han participado en los procesos para la toma de decisiones, pero desafortunadamente las decisiones finales no se parecen a las acordadas en las escuelas, en las delegaciones y en las secciones, lo que significa que la participación desde los centros de trabajo son el pretexto para la decisión elitista y de esa forma la legitiman, simulando que el acuerdo final es el resultado de lo que los trabajadores demandaron desde sus planteles escolares.  

Un ejemplo más es la Reforma Estatutaria que se realizó en el VI Congreso Nacional. Nadie dijo o nadie propuso desde las escuelas ni de las delegaciones que se creara el Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública donde se erigió como Presidenta a Elba Esther Gordillo. Luego entonces, fue el proyecto personal de Elba Esther el que se impuso para conservar las riendas del SNTE.

Tampoco se dijo en marzo del 2004 que se creara la figura de Presidenta del SNTE, el cual ocupó también Elba Esther, así como tampoco desde las escuelas, delegaciones y secciones sindicales se respaldó la prolongación indefinida de  su cargo a partir del  2007.

La toma de decisiones cupulares  ha sido una característica del SNTE y respaldada por las mayorías en la época que se tenía un alto grado de credibilidad en las dirigencias, pero al paso del tiempo esa práctica fue abriendo una gran brecha entre dirigentes y representados de tal suerte que el respaldo se convirtió en rechazo mayoritario. No se supo leer la filosofía del indio Cajeme “Antes como antes y ahora como ahora”. Lo que funcionó por algún tiempo dejó de funcionar y no se supo –o no se quiso- adecuar la toma de decisiones a los tiempos.

La dirigencia debe entender que el SNTE ya no puede caminar sin la voz de sus agremiados. Continuar con esta práctica, soslayando las demandas mayoritarias o simulando que son consideradas aumentará la protesta en contra de dirigentes, y el SNTE seguirá pulverizándose con la constitución de otros sindicatos magisteriales.

Hoy no se puede engañar a la gente cuando claramente se ve que las propuestas de abajo contrastan con los resultados de arriba..

Se dice bien, el SNTE somos todos. Entonces… ¿Por qué las grandes decisiones que atañen a todos las toman unos cuantos? Los hechos nos enseñan que eso es sumamente negativo para el gremio.

Lo sucedido hasta ahora y sus fuertes repercusiones en el debilitamiento del SNTE, exigen una amplia participación para lograr los consensos que revolucionen y marquen el rumbo de este Sindicato.

La participación mayoritaria como método para alcanzar el consenso en la toma de las decisiones trascendentales, más que derecho debe ser un privilegio de los trabajadores.

Los consensos responsabilizan a dirigentes y dirigidos de los resultados de la toma de decisiones. Si se acierta ganan todos, si se yerra se equivocaron todos. De esta manera los dirigentes son respaldados en los desaciertos del gremio aún cuando los efectos sean altamente lesivos.

Actualmente la pluralidad, la tolerancia y la inclusión son figuras de mera retórica. Es hora de que las diversas capacidades, aptitudes y experiencia, así como la diversidad ideológica sean capitalizadas para fortalecernos. Es verdaderamente lamentable que esa riqueza que existe en los abultados Órganos de Gobierno Sindical se desperdicie y se concentre el poder en unos cuantos.

La pluralidad no solo debe ser utilizada para legitimar los procesos de elección de dirigentes, para conformar planillas de unidad y después excluirlas de los hechos, sino que debe ser una práctica en el quehacer sindical junto con la tolerancia y la inclusión.

Se debe evitar que los Secretarios Generales de los Comités Seccionales sigan cometiendo el error de tomar decisiones entre unos cuantos (círculo cercano que siempre decide). Decisiones que enseguida las operan con otros más (círculo que nunca participa en las decisiones, solo obedecen) con el objetivo de tratar de imponerlas a las mayorías. Estos excesos del poder agreden, se ganan el repudio mayoritario y nos confrontan cada día más.

Las mesas para discutir la temática magisterial deben ser la constante para que la toma de decisiones emane de verdaderos consensos plurales previos a  las asambleas del Comité Ejecutivo Seccional donde se deben legitimar.

Es necesario revalorar la riqueza de nuestra diversidad ideológica, hacerla parte del debate, de los acuerdos y de los consensos para incluir sus propuestas.

La participación mayoritaria y plural en la toma de decisiones debe ser una realidad en los espacios estatutarios como las asambleas delegacionales, estatales, seccionales y nacionales; los Plenos de Representantes; los Congresos;  los foros y las consultas (físicas y virtuales)

Se deben de construir los espacios virtuales (seccionales y nacionales) donde de manera libre, respetuosa y pública  los Trabajadores puedan opinar, debatir y proponer sobre cualquier tema magisterial. De esta forma se tendrá el pulso político real que debe ser considerado en la toma de decisiones. De igual forma a través de estos medios se puedan denunciar posibles presiones que pretendan frenar la libertad de expresión.

7.5.3        Implementar un sistema de información eficaz y eficiente.

Otra de las grandes debilidades al interior y al exterior es la deficiente estrategia informativa hacia los Trabajadores y hacia la sociedad.

Muchos de los conflictos que se han generado en el gremio se deben a la falta de información veraz y oportuna, de la misma manera no fuimos capaces de revertir la negra campaña de la iniciativa privada representada por Mexicanos Primero en contra de la labor magisterial y el SNTE, lo cual fue definitorio para que el maestro perdiera credibilidad en la sociedad y fuese culpado de los males que aquejan a la Educación en México.

Debemos construir un sistema de información eficaz y eficiente para que los Trabajadores conozcan a fondo la temática magisterial y puedan participar con conocimiento de causa en las acciones que emprenda la Organización Sindical y dejar de ser selectivos a la hora de informar ya que se continuaría con la cultura del privilegio, la marginación, la exclusión y la simulación.

Ese sistema debe de cumplir con la comunicación al interior, pero igual de importante y necesario es que también cumpla con el propósito de mantener informada a la sociedad sobre el posicionamientos del SNTE respecto de la educación pública de calidad y la tarea del maestro.

Se requiere una campaña contundente y permanente para reposicionar a los maestros y a nuestro gremio ante la sociedad para que esta revalore nuestra labor. Es necesario implementar las estrategias con objetivos a corto, mediano y largo plazo, con una campaña estratégica y  permanente, durante la cual esgrimamos fundamentalmente los trascendentes efectos del trabajo realizado por los maestros en el desarrollo de nuestro país a lo largo de su historia; de qué manera ha contribuido el SNTE en el mejoramiento de la política educativa; mayor difusión de nuestros Congresos de Educación y de los Encuentros con Padres de Familia, de sus resultados y de nuestra propuesta educativa; explicar cómo a través de los años se han venido modificando los requisitos para alcanzar el exigente perfil que se necesita cubrir para obtener actualmente una plaza docente;  los acuerdos que fueron el antecedente para la reciente reforma educativa y el posicionamiento del SNTE; revisar y denunciar  las carencias educativas y sobre quién recae esta responsabilidad; difundir nuestra exigencia al gobierno sobre el cumplimiento de sus responsabilidades en este renglón y los factores ajenos al maestro que influyen de manera determinante en una educación de calidad; insistir en una Reforma Educativa Integral. Esta gran campaña reposicionará al maestro, al SNTE, recuperaremos nuestro liderazgo social y político y tendremos mayor respuesta de la sociedad ante nuestras demandas gremiales y nuestras propuestas sociales y políticas.

Sin embargo, ya hay un importantísimo avance para atender este aspecto que hasta hoy sigue siendo una debilidad y que seguramente se empezará a resolver cuando se ponga en marcha el Observatorio Público de Transparencia e Información, el cual se consolidó en el VI Congresos Nacional como Organismo Auxiliar del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública y contará  con las siguientes funciones:

 I. Administrar la plataforma de comunicación para la difusión de objetivos y logros del Sindicato;
           
 II. Realizar la guía técnica para el funcionamiento, operación y actualización de la plataforma de comunicación;

 III. Difundir el desempeño y las acciones del Sindicato en favor de la calidad educativa;

IV. Desarrollar análisis estratégicos de información mediante la identificación y definición de rutas de acción para la toma de decisiones;

V. Garantizar la transparencia y el acceso a la información del Sindicato;

VI. Propiciar la investigación y generación de conocimiento mediante el diseño de nuevos programas, proyectos y propuestas de política pública para la mejora del Sistema Educativo Nacional;

VII. Dar seguimiento a las alianzas estratégicas que le faculte la Presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, con Organismos Nacionales e Internacionales en beneficio de la educación del país;

VIII. Fortalecer a través de la información, la relación del Sindicato con sus agremiados;

IX. Proporcionar las herramientas necesarias para monitorear y dar seguimiento a la gestión y desempeño de la organización sindical;

 X. Generar las herramientas necesarias para propiciar el adecuado almacenamiento, manejo y consulta de la información estadística referente al SNTE y a temas de interés educativo;

XI. Realizar análisis y estudios en materias social y económica del país, que permitan el diseño de programas y políticas de acción educativa efectivas para la realidad socioeconómica de México;

XII. Coadyuvar en la definición de lineamientos de planeación y desarrollo de instrumentos de acción que permitan la definición de metas y asegurar el cumplimiento de objetivos específicos;

XIII. Coadyuvar con el posicionamiento del Sindicato como una organización innovadora en materia educativa, de difusión y acceso a la información;

XIV. Preparar programas de reingeniería administrativa, simplificación de procesos y agilización de trámites operativos fundamentales que mejoren la eficacia de la gestión sindical;

XV. Contribuir con el desarrollo profesional de los agremiados al Sindicato y mejorar su desempeño docente a través de la formalización de programas y plataformas tecnológicas de formación permanente;

XVI. Promover la aplicación de nuevas tecnologías de aprendizaje en cursos, seminarios y talleres del SNTE;

XVII. Difundir el estado y evolución de los recursos humanos, financieros, materiales e informáticos que forman parte del patrimonio del Sindicato;

XVIII. Implementar herramientas de seguimiento presupuestal y financiero por partidas para fortalecer la transparencia y la rendición de resultados utilizando la plataforma de comunicación “la generada”; y,

 XIX. Las demás que le confiera la Presidencia del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública.

Sin embargo, el OPTI no logrará los objetivos por sí solo, por el hecho de existir y si solo los dirigentes saben de su existencia y de su operatividad.

Es necesario darle la difusión en la medida de la grandeza de su dimensión, de lo que justamente significa para el magisterio por la utilidad interior y exterior que se espera obtener.

Es importante tener el banco de datos que permitan informar permanentemente a los trabajadores sobre lo que en él se opere.

No permitamos que este Organismo que puede convertir a la Transparencia y Rendición de Cuentas en un factor que devuelva la confianza y credibilidad en los representados quede como una figura estatutaria más con excelentes intenciones en letra muerta.

El Comité Ejecutivo Nacional deberá vigilar celosamente que en las Secciones Sindicales se informe a cabalidad y se opere correctamente todo sobre este sistema de Transparencia que dejaría corta cualquier otra propuesta y/o estrategia de comunicación. La única preocupación será que sea eficiente, eficaz y oportuno

Aprovechemos esta y todas las oportunidades que nos brinda la Tecnología actual, sepamos capitalizarla.

La propuesta del SNTE para una Reforma Educativa estructural deberá ser construida, desde los foros y consultas físicos y virtuales, desde los talleres sindicales, desde las asambleas delegacionales,  desde los Congresos Seccionales, las Sesiones del Consejo Nacional, Congresos Nacionales, Congresos Nacionales de Educación y Encuentros de Padres de familia y maestros.

Esta debe ser respaldada en todos los Poderes y niveles de Gobierno, para ello el SNTE deberá apoyarse principalmente en el Proyecto Político que debe construirse con la finalidad de motivar y apoyar la participación de los Trabajadores de la Educación para ganar espacios en todos los niveles de Gobierno para influir en la toma de decisiones a favor del gremio magisterial y del pueblo de México.

8.      Participación política

Una vez más diremos como en otros aspectos de este proyecto que es importante capitalizar la diversidad ideológica que prevalece en el SNTE. Para eso habrá que desprenderse de los vicios que marginan a unos y privilegian a otros. El objetivo magisterial debe ser claro y sin fronteras ideológicas, tal y como están definidos en el Comité Nacional de Acción Política, solo que no se ha cumplido con lo establecido. Cierto, se conforman los Comités de manera plural, pero todo lo demás es mera simulación, por ello es importante que se cumplan a cabalidad cada uno de los propósitos de este Órgano de Gobierno Nacional:

·         La estrategia está muy bien definida entre las facultades del CNAP: 

·         Definir y coordinar las propuestas y acciones políticas a realizar por el Sindicato para el cumplimiento de sus documentos básicos;

·         Fomentar el fortalecimiento de una cultura política y cívica que aliente la participación de la ciudadanía en la consolidación del régimen democrático y el Estado de Derecho;

·         Determinar, cuando algún miembro del Sindicato sea postulado candidato a un cargo de elección popular, la forma y términos en que el Sindicato apoyará la actividad política del mismo;

·         Recibir y mantener actualizado el registro individual y voluntario de participación política de los miembros del Sindicato;

·         Recibir las solicitudes de apoyo de presuntos candidatos, realizar las auscultaciones necesarias entre los miembros del Sindicato y someter las propuestas de apoyo a las candidaturas a consideración del Comité Ejecutivo Nacional, así como proponer el apoyo político solidario a los candidatos que se identifiquen con los intereses de los trabajadores de la educación;

·         Realizar las actividades de observación electoral y coordinar aquellas en que se juzgue necesaria la participación de los miembros del Sindicato;

·         Emitir su propio reglamento, de los Comités Estatales de Acción Política y de los Comités de Apoyo a las candidaturas a puestos de elección popular;

·         Definir y suscribir los compromisos que tendrá el candidato postulado y electo, en la defensa de los intereses de los trabajadores y de los principios del Sindicato;

·         Elaborar un proyecto de trabajo fundamentado en metas y objetivos que contemple el Presupuesto Anual de Egresos, que someterá a la consideración de la instancia correspondiente;

·         Realizar los actos jurídicos necesarios, previa autorización del Consejo Nacional, para el establecimiento de mecanismos financieros o la creación de personas morales, que den absoluta transparencia a los apoyos sindicales de tipo financiero;

·         Rendir el informe respectivo al Congreso, Consejo o Secretariado Nacionales;

·         Promover en su ámbito de competencia Estatutaria, la innovación sindical; y,

Deberán crearse páginas virtuales propias para el Comité Nacional de Acción Política y para los Comités Estatales de Acción Política que tengan  exclusivamente el objetivo de informar sobre las actividades del SNTE y de sus agremiados en política independientemente de la filiación partidista. Es importante evitar que estas se conviertan en páginas informativas de lo que la dirigencias nacional y/o seccional realizan en otros aspectos, ya que esos órganos de Gobierno contarán con sus propios espacios para cumplir con este propósito.

Primeros pasos del Proyecto:

En breve, este Proyecto se pondrá a la  consideración de la dirigencia nacional del SNTE encabezada por Juan Díaz de la Torre, con el propósito de que después de su revisión sea adoptado, se realicen las modificaciones pertinentes y se ponga en marcha en corto plazo.

Mientras tanto, aunque no están contempladas en el presente documento, se están implementando algunas estrategias en el ámbito de los representados con el ánimo de ir generando las condiciones entre los agremiados y construir la predisposición al cambio que se propone en el Proyecto.

FRATERNALMENTE

Profr. Gerardo Castro Ruiz, Srio. de Proyecciones Salariales del Comité Ejecutivo Seccional y Trabajadores de la Educación de la Secc. 28 del SNTE.