miércoles, 9 de noviembre de 2011

EL AGUINALDO Y EL PROGRAMA “BUEN FIN”


Hermosillo Sonora a 09 de noviembre del 2011.
 Por: Prof. Gerardo Castro Ruiz
Secretario de Proyecciones Salariales
Del Comité Ejecutivo de la Secc. 28 del SNTE.
Hace tiempo que circuló el anuncio hecho por los líderes empresariales sobre el Programa “Buen Fin” donde se espera que del 18 al 21 de noviembre las empresas bajen atractivamente los precios de diversos productos desde un 20% al 50% en apoyo a la economía mexicana. Con esto se evita la caída del empleo en diciembre, se reactiva la economía y el poder adquisitivo del aguinaldo crece, lo que en otros años venía sucediendo exactamente lo contrario, pues a la par que los trabajadores recibían su aguinaldo los productos iban a la alza. Bueno esas son las expectativas de los empresarios y de algunos funcionarios del gobierno.

Solo que a la oferta hay que acompañarla de la demanda y eso depende del poder adquisitivo de los trabajadores durante esos cuatro días de ofertas. Es por ello que para que el programa tuviera éxito habría que darle poder de compra a los trabajadores y una buena estrategia era el adelanto del aguinaldo, lo cual también fue anunciado por el sector empresarial.

Fueron muchas las consultas a un servidor al respecto, a lo que me concreté a responder que solo se trataba de un rumor, porque mientras un asunto de esta naturaleza no sea oficial no se puede ser tan irresponsable para darle crédito, difundirlo como tal y crear posiblemente falsas expectativas. Ante una situación así, siempre hay que actuar con mesura.  Hasta ese momento lo único real era el anuncio del sector empresarial, el cual circuló por la red generando expectativas e inquietudes en los trabajadores. ¿Y a quién no con esta ruina? Para la mayoría de los trabajadores representa un gran esfuerzo estirarse y aguantar hasta el 8 o 9 de diciembre para recibir la primera parte del aguinaldo.

Pero a pesar de la flaqueza del bolsillo, siguen siendo muchos los mexicanos que esperan con ansias el “Día del Pavo” o “Viernes Negro “ estadounidense, el cual se celebra a finales de noviembre y donde se colocan también atractivas ofertas, de tal forma que muchos millones de pesos mexicanos van a parar en esas fechas a manos de empresarios estadounidenses. Entonces, de lograrse y tener éxito el programa mexicano “Buen Fin” será un duro golpe a la economía gringa y un aliviane para los mexicanos que alcance este programa.

Este tema recobra mayor credibilidad cuando el Presidente Felipe Calderón anunció esta iniciativa el día 9 de noviembre y con ello el adelanto del aguinaldo para la burocracia.

Después de este anuncio, supongo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y en el caso nuestro, la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Educación y Cultura tendrán que trabajar a toda prisa para empoderar económicamente a los trabajadores a tiempo, porque es de suponerse también que la clase empresarial está lista desde hace tiempo.

Veamos qué puede pasar si a la fecha no hay ninguna indicación oficial en la Secretaría de Educación y Cultura para este pago y desde luego que menos tiene el recurso para cumplir con este compromiso público hecho por Calderón.

Hay rezagos en la Negociación Local 2011, en el pago del reembolso por la exención de inscripción de los hijos de los trabajadores en los niveles de educación media superior y superior, en el pago del “RZ” que corresponde al diferencial que existe entre el 60% y el 100% en 40 días de aguinaldo y 10 días de prima vacacional que debieron de ser pagados en octubre, problemas de pago, etc.  Sin embargo, la naturaleza del compromiso Calderonista puede obligar a todas las dependencias involucradas a trabajar a marchas forzadas día y noche para estar a tiempo, so pena de entonces cambiar la fecha del “Buen Fin” para después del 18 al 21 de noviembre y empatarlo con la celebración estadounidense, pero creo que la jugada más bien es adelantarse a la fecha del “Guajolote” para que los trabajadores hagan sus compras en México. Repito, la naturaleza del compromiso hace pensar que se cumplirá pero con algunas variantes en esta ocasión.

Ojalá que se esté a tiempo para que los trabajadores recibamos la primera parte del aguinaldo el día 15 de noviembre. Pero es saludable hacerse a la idea de que esto puede suceder días después y hasta puede ser que solo sea un adelanto del equivalente de la primera parte del aguinaldo.

Quiero dejar en claro que estas son solo reflexiones de carácter personal sobre este tema y que nos mantendremos muy atentos para entregarles la información oficial. Los saludo con el aprecio y respeto de siempre.

El Punto Aparte se los sigo debiendo.

Este artículo se publicará en la página Comité Estatal de Acción Política del SNTE y en mi BLOG La Opinión de Gerardo Castro Ruiz. Además te invito para que me visites en  La Información de Gerardo Castro  donde podrás leer información diversa durante cada semana.
 Tus comentarios los puedes hacer en mi blogspot o escribiéndome a los correos: gerardocastroruiz@hotmail.com, gerardocastroruiz@gmail.com o castroruizgerardo@yahoo.com

Recibe nuestras noticias. Escoge la lista de tu interés: